Fuster dice que una mayoría quiere devolver las trasferencias sanitarias por "la incompetencia" del Consell

Actualizado 14/02/2012 14:23:06 CET
EUROPA PRESS

Señala que habrá una nueva Asamblea si antes de que acabe febrero Fabra no les recibe o los sindicatos no convocan huelga general

VALENCIA, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Colegio de Médicos de Valencia, Rosa Fuster, ha afirmado este martes que existe una opinión mayoritaria entre este colectivo para devolver las trasferencias sanitarias al Gobierno Central y a favor de una Sanidad "única en toda España" ante "el despilfarro que ha habido y el decreto" de recortes promulgado. "Los médicos piden que si el Gobierno valenciano no es competente que se devuelvan las competencias", ha señalado.

Fuster ha ofrecido este martes una rueda de prensa para informar de su postura contra los recortes sanitarios que afecten a la calidad asistencial, en la que ha avisado de que si a finales de este mes de febrero el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, no les reciben ni los sindicatos convocan una huelga general como se les pidió en la última Asamblea volverán a convocar a todos los colegiados para estudiar qué medidas adoptar.

Así, ha señalado que Fabra "tiene una buena papeleta en las manos" y "los primero para resolverla, ha apuntado, es ver la preparación técnica y la rentabilidad de sus altos cargos". "No es el momento de tener primos y amigos de partido, los sobrinos y cuñados están muy bien en cenas familiares pero no para gestionar el dinero de todos aquellos que no tienen capacidad", ha subrayado.

Ante esta situación, ha constatado que "la frase más repetida" tanto en la última Asamblea como en los centros de trabajo es a favor de una Sanidad única en toda España en la que "no haya diferencias en las prestaciones ni desajustes" que además generan "un déficit" a las arcas autonómicas ante los problemas de facturación a los desplazados y extranjeros. "Bienvenido sea que ahora piensen en revisar unas prestaciones a los extranjeros a las que no tienen derecho en sus países de origen", ha puesto como ejemplo.

Por ello, Fuster ha recalcado al Consell: "o se ponen las pilas y montan una tecnocracia o seguiremos denunciando cada mes las malas prácticas de la Conselleria de Sanidad porque nosotros no somos ni deudores ni subvencionados por la Administración para callar".

De hecho, ha señalado que en la última Asamblea se acordó constituir una comisión participativa de la crisis de los médicos, así como otras comisión de información de mala gestión de una conselleria que está "en las malas manos de unas personas sin cualificación técnica y además un exceso de persona".

"EMPRESA DE SUBCONTRATAS"

Al respecto, ha denunciado que la Conselleria desde el pasado mes de febrero ha adjudicado a una empresa con sede en Madrid y cotización en bolsa que "no está especializada en nada más que ser una distribuidora de contratas" el análisis y limpieza de las torres de refrigeración ante la detección de casos de legionela. Fuster ha puesto de manifiesto que en lugar de buscar la propia conselleria una empresa experta en biocidas y "ajustar el precio" recurre a esta "empresa de subcontratas" cuando "hasta un niño entiende que es más caro porque cada una se llevará un porcentaje".

Otros de los ejemplos de "mala gestión" detectados por esta comisión son las operaciones de cataratas ya que si el coste en el plan de choque asciende a 700 euros, más caro que en la pública, algo que debería saber la Conselleria, por qué "no pidió el esfuerzo a los oftalmólogos de operar una más en lugar de tener que quitarles ahora el 50 por ciento de su carrera profesional", ha cuestionado.

Esta es una de las medidas incluidas en un decreto "sin base técnica en el que han ido a lo más fácil, aumentar los impuestos y disminuir los salarios", lo que en su opinión "no solucionará el déficit de la Comunitat que a finales de año será de 1.200 millones".

Asimismo, ha pedido que expliquen la eliminación de médicos en los SAMU y que si mantiene esta medida le quitan el distintivo para que la población "sepa que no a a ser atendida por un médicos especialista en urgencias" sino "por una enfermera o paramédicos a los que se les ha dado un cursillo de una semana que quieran equiparar con la formación de una carrera de seis años más otros cuatro de especialidad".

Por último, ha criticado el cierre de algunos Centros de Salud los sábados ya que supondrá que dejarán sin servicios a personas que por sus trabajos no pueden acudir otro día y que a partir de ahora deberán pedir horas laborales. "¿Eso no lo ha pensado nadie", ha señalado Fuster además de mostrar su temor de que repercuta en una saturación de los urgencias hospitalarias que son "muchas más caras".