Actualizado 23/07/2009 19:21 CET

C.Valenciana.- La Fundación Mutua Madrileña financiará cuatro proyectos de investigación médica en la Comunitat Valenciana

VALENCIA, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

Cuatro estudios de la Universidad de Alicante y los Hospitales Clínico de Valencia y Marina Baixa de Alicante han sido seleccionados por la Fundación Mutua Madrileña para recibir parte de las ayudas anuales a la investigación médica. Los proyectos de estos centros, relacionados con el campo de la Oftalmología, la Medicina Interna Y la Anestesiología, están dentro de los 73 seleccionados por el Consejo Rector de la Fundación y recibirán en conjunto para su desarrollo un total de 100.000 euros, según informó la entidad en un comunicado.

El proyecto más ambicioso que patrocinará la fundación Mutua en esta comunidad es el que está llevando a cabo el doctor Juan del Olmo, en el Clínico de Valencia, que recibirá fondos para estudiar la capacidad de conducción de vehículos durante el tratamiento antiviral de la infección crónica por hepatitis C. Los resultados permitirán conocer los pacientes que pueden tener un alto índice de siniestralidad al volante durante el tratamiento y tomar las medidas adecuadas para prevenirlo.

En este mismo hospital, la doctora Mª Luisa García está realizando un estudio sobre la utilidad de la medición del flujo sanguíneo cerebral en traumatismo craneoencefálico severo. El objetivo de este proyecto es, por un lado, disminuir la morbimortalidad del traumatismo craeoencefálico grave y, por otro, alcanzar unos índices adecuados en cuanto a días de hospitalización y permanencia en la unidad de cuidados neurocríticos de estos pacientes.

Los dos proyectos financiados en Alicante son el del doctor Nicolás Cuenca, de la Universidad de Alicante, que ha obtenido una ayuda para el estudio de nuevas posibilidades de tratamiento de las enfermedades degenerativas de la retina, y el del doctor Javier Ena, que recibirá una beca para un proyecto acerca del riesgo de infección en pacientes diabéticos intervenidos quirúrgicamente con el objetivo de implementar un programa de control glucémico pre y periorperatorio que reduciría ese riesgo.