Compromís pregunta por los 15 millones de asistencia sanitaria transferidos a intereses de demora

Actualizado 11/03/2013 19:21:41 CET
- EUROPA PRESS

VALENCIA, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La portavoz de Economía de Compromís en las Corts Valencianas, Mireia Mollà, ha exigido "explicaciones" este lunes al Gobierno valenciano sobre la decisión de "eliminar 15 millones de euros correspondientes al programa de asistencia sanitaria para destinarlos a intereses de demora", con la que, a su juicio, "obedece a los mandatos de los bancos mientras recorta en servicios básicos para la ciudadanía".

En un comunicado, la parlamentaria denuncia la decisión del Consell de "quitar 15 millones de euros de las partidas destinadas a materiales, maquinarias o transporte", en alusión a la resolución de la Conselleria de Hacienda publicada este lunes en el DOCV por la que se autoriza una transferencia de crédito entre capítulos de dos subprogramas de la Conselleria de Sanidad, ambos dentro del programa Asistencia Sanitaria, para dar cobertura presupuestaria a la tramitación de expedientes de liquidación de intereses de demora.

Es más, Mollà apunta que "ésta podría ser la explicación para los recortes en el servicio de ambulancias que quiere aplicar la Conselleria de Sanidad" y que "afectarán gravemente a la calidad de la atención de los pacientes al aumentar el tiempo de respuesta de los servicios médicos".

Por este motivo, exige al conseller de Hacienda y Administración Pública, Juan Carlos Moragues, que "explique en qué recortes de servicios va a traducirse la desaparición de 15 millones de euros para asistencia sanitaria".

Mollà incide en que se trata de "una cifra muy elevada que, a buen seguro, supondrá un empeoramiento de la sanidad valenciana que, como hemos conocido recientemente --añade--, se sitúa peligrosamente como una de las peores valoradas de todo el Estado".

"SE HA CONVERTIDO EN ESCLAVA DE LA DEUDA"

La diputada de Compromís achaca a "la mala gestión del PP al frente de la Generalitat" la que considera una "situación insostenible", en la que esta administración "se ha convertido en esclava de la deuda", punto en el que subraya que "si los 15 millones de euros corresponden sólo a intereses de demora, la deuda generada en este caso concreto podría ascender a unos 250 o 300 millones".

Mollà mantiene que "mientras el Consell prefiera pagar a los bancos que rescatar a las personas y se niegue a realizar una auditoría de la deuda para saber qué cantidad es ilegítima", los ciudadanos sufrirán el "desmantelamiento total del estado del bienestar y la parálisis de una administración ahogada por sus obligaciones bancarias".