Curar embriones con anomalías genéticas, cada día más cerca

Actualizado 29/10/2019 13:11:16 CET
Embrión.
Embrión. - CLÍNICA MAR&GEN

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los nuevos avances en el diagnóstico preimplantacional de embriones, como la biopsia líquida, y la técnica 'prime editing' de edición de genes, permitirán 'curar embriones' en un plazo relativamente corto de tiempo, según el especialista en Medicina de la Reproducción y director de la Clínica MAR&Gen en Granada, el doctor Jan Tesarik.

Para reforzar su argumento, el doctor ha hecho referencia a una nueva técnica dada a conocer por un grupo de científicos estadounidenses de la Universidad de Harvard y del Massachusetts Institute of Technology, llamada 'prime editing', que permitirá reparar diferentes anomalías genéticas en células humanas sin producir anomalías colaterales en otros genes.

"Llevamos dos años congelando embriones con alguna anomalía en parejas para las que lograr otro embrión resulta muy difícil o imposible y la confluencia en el tiempo de la nueva técnica de biopsia no invasiva, basada en el ADN soluble, con 'prime editing' nos hacen sentirnos mucho más optimistas para conseguir bebés sanos de embriones que hoy se desechan por tener alguna anomalía", ha indicado Tesarik.

Los embriones de las parejas a riesgo se congelan en el quinto día de su desarrollo, mientras se analiza el ADN soluble del medio de cultivo para su diagnóstico. Si el embrión está sano, en el ciclo de fertilidad siguiente se descongela y transfiere al útero. Si se observa alguna anomalía, el doctor Tesarik ha recomendado congelar el embrión a la espera de que la técnica esté disponible y su utilización autorizada. "Para muchas parejas está será la única opción de tener el hijo que desean", ha afirmado.

CONGELACIÓN SIN RIESGO

Tal y como ha indicado el doctor, los actuales protocolos de congelación (vitrificación) y descongelación no dañan a los embriones, hasta el punto que algunos autores recomiendan la congelación de todos embriones y su transferencia posterior, argumentando que la función del útero puede resultar perturbada por el tratamiento de estimulación ovárica, lo que no ocurre en protocolos de transferencia de embriones congelados.

El doctor ha asegurado que se trata de una técnica pionera en Europa. Así, ha afirmado que, en los casos en los que se dispone de más de un embrión, esta técnica permite seleccionar los que no tengan anomalías, sin el trauma físico y el margen de error que supone la biopsia tradicional. "Si solo se dispone de un embrión y éste tiene alguna anomalía, lo ideal es congelarlo y esperar a que podamos utilizar 'prime editing'", ha comentado Tesarik.

Contador

Para leer más