Publicado 31/03/2021 08:32CET

¿Cuándo debemos emplear medias de compresión? Por qué son tan idóneas en esta pandemia

Archivo - Medias de compresión médicas.
Archivo - Medias de compresión médicas. - ALBINA GAVRILOVIC/ISTOCK - Archivo

   MADRID, 31 Mar. (EDIZIONES) -

   Según diferentes estudios la utilización de las medias de compresión se encuentra en torno al 19-28% de la población, un porcentaje bajo teniendo en cuenta lo que mejora la sintomatología con su uso. En concreto, las medias de compresión aprietan suavemente las piernas de tal forma que promueven el flujo sanguíneo de las piernas hacia el corazón.

   "Reducen la distensión patológica de las venas, restauran la insuficiencia valvular y disminuyen el volumen de sangre venosa acelerando el retorno venoso. Adicionalmente, aumentan la actividad fibrinolítica de la pared venosa, disminuyendo el riesgo de trombosis", afirma en una entrevista con Infosalus el doctor Manuel Frías Vargas, médico de familia del Centro de Salud Comillas (Madrid) y coordinador Grupo de trabajo de Vasculopatías de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN).

   Entre sus beneficios, este experto destaca también que la terapia compresiva es un tratamiento complementario para la enfermedad venosa crónica y la enfermedad tromboembólica venosa con características físicas-mecánicas, por el cual mediante un tejido de características elásticas se ejerce una fuerza en el contorno de una extremidad con el objetivo de producir un aumento de presión en el interior de la misma.

   El doctor Frías Vargas indica que están indicadas en los siguientes casos:

   - Tras cirugías ortopédicas, especialmente artroplastia de rodilla y de cadera, dado que la evidencia científica sugiere el uso conjunto de anticoagulantes con medias de compresión como medidas preventivas ante la enfermedad tromboembólica venosa.

   - Durante vuelos de duración mayor de 6 horas, de acuerdo a su condición clínica.

   - En mujeres embarazadas con riesgo de parto prematuro que deban guardar reposo durante más de tres días y durante el puerperio.

   - Para la prevención del síndrome postrombótico.

   - En relación a pacientes relacionados con la enfermedad tromboembólica y COVID-19, de acuerdo a su situación clínica e inmovilización.

   -En personas con algo riesgo de padecer trombosis venosa profunda por asociación de varios factores de riesgo.

   Sobre cuáles elegir, el especialista de SEMERGEN mantiene que es un experto el que debe determinar cuáles son las más indicadas para cada persona: "Se debe tener en cuenta las características de cada persona, con el fin de escoger el tipo y talla de medias adecuada a su caso y situación".

CONSEJOS SOBRE SU USO Y MANTENIMIENTO

   Las medias de compresión han de colocarse tras la higiene diaria, según advierte el médico de atención primaria, y antes de vestirse. "Lo ideal es hacerlo tumbado o sentado en la cama. Además, por sus características especiales, dice que se ponen de una manera concreta que facilita la operación y evita las dificultades:

   1. Dar la vuelta a la prenda y dejar la zona del pie hacia adentro.

   2. Insertar el pie e ir desenrollando la media sobre la pierna. Una vez pasada la zona del talón con un pequeño tirón, continuar desenrollándola.

   3. Repartir bien el tejido sobre la pierna para evitar arrugas y plieges.

   4. En caso de usar medias panty, es mejor meter primero una pierna hasta la rodilla y luego la otra. A continuación, seguir subiendo la prenda hasta la cintura.

   5. Evitar roturas: aunque las medias de comprensión son resistentes, si crees que hay riesgo de rotura, mejor usar unos guantes para colocarlas.

   6. Si estás usando una media larga con banda de silicona, puedes mejorar su adherencia humedeciendo ligeramente dicha banda.

   7. Si te aplicas crema hidratante, conviene dejar que se absorba bien antes de colocar la media, especialmente si es una media larga con banda de silicona, de lo contrario puede surgir problemas de adherencia.

   8. En los meses de calor, no se debe dejar usar las medias, es importante ajustar las medias a una más cómoda para ti.

   9. En las actividades deportivas se recomienda la utilización de medias elásticas.

POR QUÉ SON TAN IDÓNEAS DURANTE ESTA PANDEMIA DE COVID-19

   Según recuerda Frías Vargas, el médico de familia desempeña un papel fundamental en la prevención, en el manejo, y en el seguimiento de la enfermedad tromboembólica venosa en los pacientes con COVID-19 de forma ambulatoria.

   "Nuestro Grupo de Trabajo de la Sociedad Española de Atención Primaria (GdT Vasculopatías) ha elaborado unas recomendaciones que ayudan a su manejo en el entorno extrahospitalario, por ello todos los pacientes inmovilizados, según su perfil clínico, se benefician de las medias elásticas de compresión normal, además del tratamiento farmacológico por su beneficio en la prevención de la enfermedad tromboembólica venosa", agrega. Es más, indica que se aconseja mantener las medias de compresión de 10-15 días tras el alta hospitalaria o hasta la mejoría de síntomas de forma ambulatoria.

   Además de las medias, se recomiendan medidas generales en el seguimiento de la COVID-19 como son:

   1. Fomentar la deambulación.

   2. Reducir la estancia prolongada de pie o sentado y evitar cruzar las piernas.

   3. Cambiar de posición como mínimo cada media hora, y realizar ejercicios de flexoextensión y movimientos circulares de los pies cada hora.

   4. Evitar la deshidratación, bebiendo un volumen apropiado de agua durante su aislamiento en el hogar, haciendo especial hincapié en aquellos pacientes con fiebre o síntomas gastrointestinales (diarrea, astenia, etc.), en los que debe procurarse rehidratación adecuada sin demora.

   En última instancia, el coordinador Grupo de trabajo de Vasculopatías de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria recuerda que no deben usar las medias de compresión las personas que no cumplan con las patologías/situaciones clínicas que tienen su prescripción.

Contador