Publicado 25/05/2022 14:46

El cribado de cáncer de pulmón por TC se debe combinar con programas de deshabituación tabáquica

Pulmones
Pulmones - AGENCIA RAIZ

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El cribado de cáncer de pulmón por tomografía computarizada (TC) se debe combinar con programas de deshabituación tabáquica y no realizar radiografías de tórax como sistema de cribado, según los especialistas en radiología que van a participar en el 36 Congreso de la Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM) y XXXI CIR se está celebrando en Málaga y que congregará a más de 3.000 personas.

"El riesgo aumentado de cáncer de pulmón se mantiene en 10-15 años tras dejar de fumar, a pesar de las importantes campañas de concienciación no existe una disminución importante de los fumadores. Sin duda, la medida más importante es dejar de fumar, pero para lograr disminuir la mortalidad se tendría que complementar con cribado mediante TC de baja dosis, no tiene sentido, ni justificación, realizar radiografías de tórax como sistema de cribado", ha señalado el doctor Marcelo Sánchez, jefe de Sección Radiología torácica del Hospital Clínic y ponente del 36 Congreso de la SERAM y XXXI Congreso CIR.

El radiólogo es una pieza básica en el cribado del cáncer de pulmón, ya que es quien detecta los nódulos pulmonares en el screening y marca la conducta a seguir en función de las características de estos nódulos. Incluso en los casos en los que no hay que intervenir, si es necesario un control radiológico precoz o una valoración multidisciplinar, por lo que el especialista en radiodiagnóstico es fundamental en el cribado del cáncer de pulmón.

La ampliación de los criterios generales de inclusión de sujetos en el cribado a sujetos de 50-80, fumadores o ex fumadores de 20 paquete/año. Previamente era 55-80 años y dosis de tabaco acumulada de 30paquete/año.

La aparición de la inteligencia artificial para ayudar a la detección de nódulos pulmonares y a la valoración volumétrica de los mismos, así como al cálculo de la velocidad de crecimiento de estos nódulos.
La aparición, aunque todavía poco implantados, de los equipos que permiten realizar TC de ultra baja dosis con dosis de radiación similares a una Radiografía de tórax frente y perfil.

Los riesgos que clásicamente se han relacionado con el cribado mediante TC son la radiación, los falsos positivos y el sobrediagnóstico. Estos riesgos son cada vez menores debido a la mejora en los equipos de TC que permiten realizar estudios de calidad con muy baja dosis, y al diseño de los protocolos de valoración de los hallazgos para minimizar los falsos positivos y el sobrediagnóstico.

El benéfico más importante del cribado del cáncer de pulmón mediante TC de baja dosis es que disminuye la mortalidad por cáncer de pulmón en importantes fumadores o exfumadores como han demostrado dos grandes estudios, uno americano y otro europeo.

Además, en el mismo cribado se pueden valorar otros factores de riesgo cardiovascular como el calcio coronario o respiratorio como el enfisema y la fibrosis pulmonar.

"La llegada de la inteligencia artificial ayudará al radiólogo, ya que, si se implanta el cribado poblacional de cáncer de pulmón, aumentarán de forma muy importante los estudios de TC torácico y serán necesaria herramientas de ayuda al informe radiológico", ha remachado el doctor Sánchez.

Más información