Crece un 10% la donación de sangre prodecente de voluntarios altruistas

Actualizado 14/06/2011 20:32:34 CET
Donante De Sangre
STEFAN KÜHN/WIKIMEDIA COMMONS

MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las donaciones de sangre procedentes de voluntarios sin retribución han aumentado un 10 por ciento en 70 países del mundo, según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), publicados este lunes con motivo del Día Mundial del Donante de Sangre.

Según explica el doctor Neelam Dhingra, coordinador de Seguridad en Transfusiones Sanguíneas de la OMS, el objetivo de su organización para todos los países es "obtener todos los suministros de sangre de voluntarios no remunerados para 2020".

"Hace nueve años, 39 países obtenían todos sus suministros de sangre de donantes voluntarios que no recibían retribución: en 2008 esta cifra se elevó a 62. Esperamos que el Día Mundial del Donante de Sangre anime a más gente de más países a convertirse en donantes de sangre voluntarios habituales", apunta.

Según los últimos datos de la OMS sobre donantes de sangre, en un total de 70 países, las donaciones procedentes de voluntarios que no percibían retribución aumentó en más del 10 por ciento entre 2007 y 2008.

Fue India el país que registró el mayor aumento, pasando de los 3,6 millones de donaciones a los 4,6 millones. No obstante, durante este mismo periodo, registraron también importantes incrementos en su número de donaciones altruistas países como Afganistán, Argelia, Argentina, Bulgaria, Colombia, Costa Rica, Japón, Filipinas, República de Corea, Rusia, Sri Lanka, Estados Unidos y Vietnam.

Estos datos de la OMS revelan nueva información sobre el género y la edad de los donantes. Unos 100 países facilitaron datos sobre el género, revelando que el 70 por ciento de todas las donaciones de sangre fueron realizadas por hombres.

Sólo 25 países recogieron más del 40 por ciento de sus suministros sanguíneos de donantes mujeres. En este grupo de países se incluye Australia, Azerbaijan, Estonia, Georgia, Mongolia, Nueva Zelanda, Portugal, la República Moldava, Swazilandia, Tailandia, Estados Unidos y Zimbabwe. Por otra parte, en 16 países, menos del 10 por ciento de donaciones vinieron de donaciones realizadas por mujeres.

En los países más ricos, los donantes tienen a ser más mayores, con una media de 44 años de edad. Por el contrario, en los países con ingresos medios y bajos, suelen ser más jóvenes, situándose por debajo de los 25 años.

Un total de 77 países proporcionaron datos sobre la distribución de las donaciones de sangre por grupos de edad. En los países ricos, sólo el 27 por ciento de las donaciones procedían del grupo de donantes de menos de 25 años, mientras que el 40 por ciento de las donaciones provenían de donantes mayores de 44 años. En países de ingresos medios y bajos, casi la mitad (45%) de todas las donaciones procedían de personas con menos de 25 años y el 18 por ciento de mayores de 44.

"Una razón obvia de por qué hay donantes más jóvenes en los países de ingresos bajos es porque la población general tiende a ser más joven", apunta Dhingra, para quien las estrategias para animar a más gente a donar sangre de forma voluntaria "tienen que tener en cuenta factores como este".

Este martes, 14 de junio, cuando se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre, comienza un programa que se desarrollará durante toda esta semana lleno de importantes eventos. Este año, Buenos Aires es la ciudad anfitriona internacional del Día Mundial del Donante de Sangre y allí tendrán lugar partidos de fútbol especiales, una maratón nacional y la culminación del 'Proyecto Domino', que durante meses ha movilizado a donantes de sangre en todas las regiones argentinas.

En Ginebra, Suiza, sede de las instalaciones de la OMS, la comunidad local ha reunido esta mañana en la Plaza de las Naciones a escolares y otros voluntarios que han formado, todos juntos vestidos de rojo, una gota de sangre humana. Las celebraciones de esta ciudad por el Día del Donante incluyen también la iluminación en rojo del famoso chorro de agua de Ginebra, uno de los elementos más fotografiados de la ciudad.

La OMS estima que conseguir donaciones de sangre de al menos el 1 por ciento de la población es generalmente suficiente para cubrir las necesidades básicas un país. Las necesidades son mayores en los países con sistemas de salud más desarrollados.

Entre las mayores necesidades figuran la de reponer las pérdidas de sangre en los partos, pues esta es la primera causa de muerte maternal en todo el mundo, y tratar la anemia severa que amenaza la vida de cientos de niños que padecen malaria o desnutrición.