Crean una nueva estrategia de liberación de fármacos antitumorales contra el cáncer de mama

Publicado 20/11/2019 12:22:42CET
Investigadores
Investigadores - CIBER - Archivo

   MADRID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), del CIBER de Bioingeniería, Biomateriales y Nanomedicina (CIBER-BBN) de la Universidad Autónoma de Barcelona, y del Vall d'Hebrón Instituto de Investigación han creado una nueva estrategia de liberación de fármacos antitumorales contra el cáncer de mama.

   Concretamente, los expertos han desarrollado estructuras de células de 'Escherichia coli' para producir amiloides bacterianos no tóxicos. Los cuerpos de inclusión o amiloides son agregados de proteínas nanoestructuradas producidas en el interior de una célula, frecuentes en determinadas bacterias, y con interesantes aplicaciones biomédicas, tales como la liberación de fármacos proteicos, como es el caso.

   En este sentido, estas estructuras proteicas actúan como gránulos de secreción de los fármacos antitumorales, y al administrarse localmente muestran un efecto terapéutico sostenido en el tiempo. Si bien esta investigación, publicada en la revista 'Advanced Science', está en sus primeras fases de desarrollo, el principio transversal descrito en el estudio abre un "amplio campo de experimentación" para la generación de nuevos biomateriales terapéuticos producidos en bacterias, para la medicina de precisión de cáncer de mama y en otras neoplasias de elevada incidencia.

   "A pesar de que esta tecnología aún tiene por delante un largo recorrido hasta su aplicación clínica, los resultados obtenidos en este estudio, que ha durado más de tres años, abren las puertas a una nueva tecnología terapéutica basada en productos bacterianos hasta ahora no explorados en clínica", ha explicado la coordinadora del estudio e investigadora del CIBER-BBN de la UAB, Esther Vázquez.

   El estudio, financiado por la fundación La Marató de TV3, se basa en la entrega dirigida a células tumorales CD44+, en modelos animales de cáncer de mama, de dos proteínas antitumorales, Omomyc y p31, en forma de materiales nanoestructurados. La principal novedad del estudio reside en el uso de amiloides bacterianos no tóxicos como reservorio de dichas proteínas terapéuticas.

   La administración local del material promueve la liberación sostenida de los fármacos y la necrosis del tejido tumoral en un margen de tiempo relativamente corto. Una de las principales ventajas en el uso de estos tipos de materiales es la liberación sostenida del fármaco proteico, lo que, a juicio de los científicos, disminuiría la frecuencia de administración en relación a las pautas actuales de los fármacos convencionales.

Contador

Para leer más