Crean un módulo de navegación que mejora la precisión en cirugías maxilofaciales, de mama y cerebro

Publicado 17/06/2019 14:47:05CET

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

GMV, junto al Instituto de Investigación del Hospital Universitario La Paz (IdiPAZ), el Grupo de Modelado y Realidad Virtual (GMRV) de la Universidad Rey Juan Carlos, y la Fundación Canaria de Investigación Sanitaria (FUNCANIS), han creado el proyecto de investigación 'Navegación, simulación física e imagen en procedimientos intraoperatorios' ('NAVIPHY'), que mejora la precisión en cirugías maxilofaciales, de mama y cerebro.

"El objetivo del mismo es lograr mayor precisión en cirugías de mama, de cerebro y maxilofacial, desarrollando algoritmos de simulación quirúrgica y explorando el uso de imagen intraoperatoria para evolucionar el demostrador de navegación quirúrgica que hemos desarrollado", ha explicado el responsable de producto de GMV, Carlos Illana.

En el marco de 'NAVIPHY', GMV aborda el reto de crear adaptaciones para otras cirugías complejas como las maxilofaciales y cerebrales en las que la precisión es imprescindible para el éxito de las mismas. Y es que, las tecnologías de la información y de imagen de precisión permiten simular y planificar las cirugías y guiar a los especialistas en la propia intervención, contribuyendo a mejorar los resultados de la misma.

No obstante, en operaciones de tejidos blandos, como es el caso del cerebro, queda aún trabajo por hacer para ayudar a los cirujanos a operar con mayor precisión. Ante esto, la colaboración entre sanitarios y tecnólogos, como la que existe en 'NAVIPHY', resulta "indispensable", puesto que para resolver uno de los principales retos de la cirugía guiada por imagen, el modelaje preciso de los posibles cambios que sufrirá la anatomía de un paciente durante una operación, son necesarios tanto el desarrollo de algoritmos de simulación quirúrgica que permitan tener un mayor control del procedimiento y del resultado final de la intervención, como la interpretación y el conocimiento clínico que guíe y asesore la investigación, a la vez que evalúe y verifique la aplicabilidad de los desarrollos.

Por ello, el equipo multidisciplinar del consorcio está trabajando en la evaluación del uso de imágenes intraoperatorias cuando se está administrando radioterapia en el lecho tumoral, una vez extirpado el tumor y dentro del propio quirófano. Asimismo, en la exploración del uso de técnicas de imagen multimodal para una mejor representación anatómica de los pacientes y en herramientas de navegación quirúrgica que faciliten información actualizada e individualizada, avanzando hacia la personalización de los tratamientos.

UN MILLÓN DE EUROS

El proyecto está dotado con un millón de euros y tiene una duración de 45 meses. Los líderes tecnológicos son Illana y el profesor investigador de la Universidad Rey Juan Carlos, Miguel Ángel Otaduy. Por su parte, el liderazgo clínico en La Paz recae en los doctores: Jose Luis Cebrián, para las investigaciones relativas a la cirugía maxilofacial; Marisa Gandía y Carlos Pérez, para las de neurocirugía y Luis Alberto Glaría, para las de radioterapia.

Respecto al Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, en el que se trabaja desde hace dos años con el sistema de navegación para el tratamiento de tumores de mama desarrollado por GMV, el grupo de investigadores está formado por Beatriz Pinar (Radioterapia), Magali García (Radiodiagnóstico) y Jezabel Fernández (Cirugía General).

"En esta primera fase del proyecto se está trabajando en "conocer mejor los protocolos, flujos de trabajo y equipos tecnológicos de los que se dispone en las diferentes especialidades involucradas en el proyecto al objeto de identificar las herramientas más adecuadas a desarrollar para alcanzar el éxito del proyecto", ha dicho Illana.

De la misma forma, según ha matizado Otaduy, un conocimiento detallado de los procedimientos clínicos permitirá identificar las necesidades y retos de los modelos y algoritmos de simulación, y comenzar a diseñar soluciones innovadoras para los mismos.

"Los primeros objetivos que se marca en esta primera etapa del proyecto son la estandarización de un modelo de recogida de datos para cada tipo de cirugía y explorar la forma de validación de la tecnología que se va a aplicar; informar al comité ético con objeto de obtener su autorización para la recogida de información extra a una cirugía habitual y la evaluación tecnológica desarrollada en el proyecto", ha añadido el doctor Glaría.

En cuanto a cirugía maxilofacial, Cebrián ha explicado que los sistemas de planificación actuales se centran en las estructuras óseas y no predicen el impacto de la cirugía sobre las estructuras blandas.

Finalmente, y respecto a la braquiterapia y la radioterapia intraoperatoria, Glaria ha insistido en que predecir el comportamiento del órgano sobre el que se interviene será de "gran utilidad" ya que, hasta estos momentos, la colocación de los aplicadores de radiación, una vez extirpado el tumor, se realiza sobre una anatomía que se ha modificado al practicar la cirugía.