Publicado 07/07/2021 10:45CET

Crean un análisis de sangre capaz de diagnosticar la demencia frontotemporal

Archivo - Análisis de sangre
Archivo - Análisis de sangre - BLUEBERRY DIAGNOSTICS - Archivo

MADRID, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Finlandia Oriental han creado un nuevo análisis de sangre que, a través de la medición de la proteína ácida fibrilar glial (GFAP), permite distinguir a los pacientes con demencia frontotemporal de aquellos con trastornos psiquiátricos primarios o personas sanas.

La demencia frontotemporal es la segunda causa más común de demencia en la población en edad laboral. Su diagnóstico se complica por los síntomas similares que presentan los pacientes con trastornos psiquiátricos u otras enfermedades neurodegenerativas, así como por la falta de herramientas diagnósticas fiables para diferenciar a estos pacientes entre sí.

Ante esto, los expertos han evidenciado por primera vez que la medición en sangre de la proteína ácida fibrilar glial (GFAP) permite distinguir a los pacientes con demencia frontotemporal de aquellos con trastornos psiquiátricos primarios o individuos sanos.

Y es que, los niveles de GFAP fueron significativamente más altos en la sangre de los pacientes con demencia frontotemporal en comparación con los pacientes psiquiátricos o los individuos sanos. Además, los niveles sanguíneos elevados de GFAP predijeron una mayor atrofia cerebral y una progresión más rápida de la enfermedad en pacientes con demencia frontotemporal en el seguimiento.

GFAP se origina en las células gliales del sistema nervioso central y sus niveles elevados reflejan atrofia cerebral y neuroinflamación. Los biomarcadores derivados del cerebro se miden actualmente principalmente en el líquido cefalorraquídeo (LCR) de los pacientes.

Sin embargo, el nuevo estudio ahora indica que la matriz de molécula única ultrasensible (SIMOA) es un método que permite la detección confiable de GFAP también a partir de muestras de sangre. Esto es mucho más práctico y conveniente para los pacientes y el sistema de atención médica porque reduce la necesidad de muestreo de LCR y permite un uso más amplio de las mediciones de biomarcadores en el trabajo clínico.

Actualmente, la identificación de biomarcadores sanguíneos adecuados para el diagnóstico de trastornos neurodegenerativos se encuentra bajo una intensa investigación. El nuevo estudio también indicó que, si bien GFAP muestra un buen rendimiento diagnóstico por sí solo, su precisión diagnóstica aumenta aún más cuando se combina con mediciones en sangre de la proteína ligera del neurofilamento de los mismos pacientes.

Se espera que los resultados publicados ahora proporcionen nuevas herramientas para mejorar el diagnóstico de la demencia frontotemporal. En el futuro, puede que sea posible distinguir a los pacientes con una enfermedad neurodegenerativa de los pacientes con otras enfermedades cerebrales incluso al inicio de los primeros síntomas.

Por otro lado, los diagnósticos mejorados también permitirán una mejor predicción de la progresión de la enfermedad o incluso la evaluación de la eficacia terapéutica de futuros tratamientos. Esto permite la intervención y el apoyo a los pacientes y sus familias lo antes posible.

Contador