Publicado 14/07/2021 15:24CET

Un corto muestra a través de testimonios el "éxito" del tratamiento con células CAR-T en Canarias

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El corto documental 'Un lugar para la esperanza', que se trata de la cuarta entrega del proyecto 'G-Stories, ideas llenas de vida', proyecta a través de historias personales el "éxito" del tratamiento con células CAR-T (Chimeric Antigen Receptor, CAR-T cell) para determinados cánceres hematológicos con pronóstico grave en Canarias, donde se administra en el Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, en Las Palmas de Gran Canaria.

En concreto, el Hospital Universitario Dr. Negrín es actualmente uno de los nueve centros españoles designados por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social para administrar el tratamiento con células CAR-T, la inmunoterapia con células T contra determinados tumores hematológicos, que permite "hablar de un nuevo escenario" para el tratamiento de cánceres hematológicos con pronóstico grave como, por ejemplo, el linfoma B difuso de células grandes (LBDCG) refractario o en recaída, según ha expuesto Gilead España en nota de prensa.

Así, el director del Servicio Canario de Salud (SCS), Conrado Domínguez, ha señalado que la llegada de las terapias CAR-T a Canarias "es todo un éxito" porque "existían y existen una serie de hándicaps importantes" relacionados con toda la parte de infraestructura y de logística para hacer llegar este innovador tratamiento al conjunto de las islas, resaltando en el vídeo documental que para lograr la acreditación del Ministerio para la administración de estas terapias ha sido necesario "tener el conocimiento, la implicación y la convicción" de los profesionales sanitarios.

Esto, añadió, ha permitido extender "la esperanza a pacientes con cáncer hematológico que no tienen otra posibilidad".

MODIFICACIÓN DEL SISTEMA INMUNE

Por su parte, el hematólogo del Hospital Universitario Doctor Negrín Hugo Luzardo ha subrayado que el centro hospitalario cumple profesionalmente con "los criterios de excelencia y calidad" para poder administrar esta terapia a pesar, dijo, del "esfuerzo añadido" que implica la "condición de insularidad y por lo alejados" que se está de la Península.

Asimismo, ha explicado que gracias a este tipo de terapias avanzadas "es posible modificar genéticamente la respuesta del sistema inmune para que sea capaz de luchar contra estos tipos de cánceres", una innovación que ha llegado a Canarias y que "está permitiendo aplicar una de las opciones más avanzadas" que existen en el campo de la oncología actualmente, apuntando que de esta forma se está "permitiendo abrir la puerta a muchos pacientes que antes la tenían cerrada".

La también hematóloga del Hospital Universitario Dr. Negrín, Luis Guerra, ha reconocido que la designación del hospital grancanario para administrar los tratamientos basados en células CAR-T en septiembre de 2019 supuso una "gran alegría e ilusión", subrayando que es una "oportunidad" el poder administrar "medicamentos fabricados a partir de las células del propio paciente".

En este sentido, explica que algunos tipos de cánceres de la sangre tienen un pronóstico grave con una esperanza de vida de unos seis meses porque muchas veces sus pacientes no responden a dos o más líneas de tratamiento previas, si bien gracias al "esfuerzo investigador", las CAR-T, que emplean los propios linfocitos T del paciente modificados en laboratorio para que aprendan a identificar y luchar contra las células cancerígenas, "han demostrado ser una oportunidad para el tratamiento de este tipo de cánceres".

"UN ANTES Y UN DESPUÉS"

Por su parte, la doctora María Perera, también hematóloga del Hospital Universitario Doctor Negrín, ha afirmado que el poder ofrecer los tratamientos más innovadores "ha sido todo un reto", posibilitando "un antes y un después de la palabra cáncer pero también un antes y un después de la terapia celular", ya que Canarias es capaz de darle al paciente "una opción de tratamiento de las más innovadoras" actualmente.

Los hematólogos del Hospital Dr. Negrín explican que las CAR-T son un tipo de terapia con un fuerte componente de innovación que hace que sea el propio organismo el que combata la enfermedad al ser capaz de fabricar un fármaco con sus propios linfocitos, así tras realizar la aféresis al paciente para extraer los linfocitos T de la sangre, éstos se envían desde el hospital acreditado a un innovador centro de procesamiento en Europa.

Posteriormente, las células T ya modificadas genéticamente para que sean capaces de detectar la célula tumoral y también de destruirla regresan al hospital de origen, de tal forma que una vez en Canarias se almacenan en el laboratorio del hospital para que, en ese tiempo, los linfocitos modificados genéticamente puedan ayudar a hacer desaparecer la enfermedad.

En este sentido, subrayan que toda la pauta "requiere de un engranaje perfecto donde nada puede fallar, donde no pueden existir retrasos y la colaboración debe ser perfecta con los hospitales derivadores".

Asimismo, la Dra. Perera ha subrayado la "importancia de poder administrar de forma efectiva" estas terapias CAR-T en Canarias porque al hablar del paciente hay que tener en cuenta también a su familia. "La familia y el enfermo es una unidad. La familia es imprescindible para que esto tenga éxito. El producto tiene que ir donde está el enfermo, no el enfermo trasladarse para recibir el tratamiento", apostilló.

El objetivo del proyecto 'G-Stories, ideas llenas de vida' es el de dar a conocer historias de éxito que han ayudado a solventar retos sanitarios como el de la hepatitis C o impulsar el diagnóstico precoz y el comienzo del tratamiento de forma temprana en personas con VIH.

Esta iniciativa de Gilead España persigue poner de manifiesto la relevancia de desarrollar este tipo de proyectos para la sociedad, así como compartir buenas prácticas para que puedan ser adoptadas e implementadas en otros lugares. El corto documental se puede ver en: https://www.youtube.com/watch?v=c8cQFLkZ7B0