Publicado 30/04/2020 11:04:25 +02:00CET

Coronavirus.- Crean un software para controlar el aforo de eventos en tiempo real y prevenir contagios

Equipo de Discocil
Equipo de Discocil - DISCOCIL

VALÈNCIA, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

Discocil, start-up de software para eventos de ocio nocturno, ha implementado nuevas funcionalidades en su plataforma que refuerzan la seguridad con motivo del Covid-19, siguiendo los protocolos de acción aplicados en China.

Esta herramienta digital permite conocer el aforo en tiempo real y se adapta para poder avisar a los asistentes de riesgos de contagio después de celebrarse el eventos.

El objetivo es tener registrados a todos los usuarios. Si alguno presentase síntomas relacionados con la Covid-19, podría notificar al organizador y este comunicarlo, mediante correo electrónico y SMS, a clientes y trabajadores para tomar medidas preventivas y así evitar un posible foco de contagio.

La adaptación se ha realizado de la mano de las principales asociaciones del sector, ofreciendo una propuesta tecnológica que facilite el trabajo y aumente la seguridad de los asistentes, informa la compañía valenciana en un comunicado.

Se trata de una solución tecnológica para cumplir con las garantías que podría exigir el Gobierno. Permite la centralización de actividades habituales el control de aforo, clave para saber en tiempo real la cantidad de asistentes en cada zona, y la previsión de asistencia, fundamental para organizar mejor los accesos y la gestión del personal.

Con la vista puesta en la reapertura de las discotecas en China, 90 días después de la declaración del estado de alarma, la plataforma es "un ejemplo de cómo el sector de ocio nocturno español ya está trabajando en los preparativos de los protocolos de actuación para reanudar su actividad lo antes posible".

La start-up destaca que España contempla seguir el modelo chino, que ha logrado restablecer su actividad mediante la desinfección total de las instalaciones con productos químicos previo y post-evento, la reducción del aforo máximo del local al 60% de su capacidad, el control de la temperatura de trabajadores y asistentes y la obligación de desinfectarse las manos con gel y de usar mascarillas y guantes.

Contador