El control del volumen de líquidos, clave para los pacientes en diálisis

Diálisis
FLICKR/ANDES - Archivo
Publicado 22/02/2019 7:47:33CET

   MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Un nuevo estudio resalta la importancia de la evaluación regular y cuidadosa del peso seco (peso al finalizar la diálisis) u objetivo y el balance de líquidos en pacientes sometidos a hemodiálisis. El análisis se publica en un próximo número de 'Clinical Journal of the American Society of Nephrology' (CJASN).

   En pacientes con insuficiencia renal, la diálisis ayuda a eliminar el exceso de líquidos y productos de desecho de la sangre. Esto es importante porque demasiado líquido, o sobrecarga de volumen, puede causar edema periférico (hinchazón de las piernas) y falta de aliento a corto plazo, e hipertensión (presión arterial alta), hipertrofia ventricular izquierda (agrandamiento del corazón) e insuficiencia cardiaca a largo plazo.

   Sin embargo, la eliminación de demasiado líquido puede causar calambres, dolor abdominal, vómitos y mareos; y puede conducir a hipotensión intradialítica (caída aguda de la presión arterial durante la diálisis) que puede generar daño a los músculos del corazón y se asocia con un mayor riesgo de muerte.

   El doctor Indranil Dasgupta, de 'Heartlands Hospital', en Reino Unido, y sus colegas compararon la forma en que se manejaba el volumen de líquido de los pacientes en diferentes centros de diálisis y los efectos que esto tenía sobre la salud del paciente.

   Los datos se analizaron de 10.250 pacientes y 270 centros en 12 países en el DOPPS (Estudio de resultados de diálisis y patrones de práctica). A los directores médicos de los centros de diálisis se les envió un cuestionario sobre la gestión del volumen de líquidos de los pacientes en hemodiálisis y se analizaron las respuestas a 10 de las 29 preguntas, consideradas más importantes por los científicos.

PROTOCOLO DE FRECUENCIA DE EVALUACIÓN DEL PESO SECO

   Los investigadores encontraron que tener un protocolo que especifique la frecuencia con la que evaluar el peso seco se asoció con tasas más bajas de muerte por todas las causas y cardiovasculares. Medir la presión arterial postural (acostado o sentado y de pie) se asoció con menor hospitalización por todas las causas y eventos cardiovasculares. El uso de rutina de una temperatura de diálisis más baja para prevenir o limitar la hipotensión intradialítica se vinculó con una menor muerte cardiovascular.

   Los hallazgos enfatizan sobre la importancia de la evaluación clínica regular y cuidadosa del peso objetivo y el balance de líquidos en pacientes en hemodiálisis. "Las unidades de diálisis deben considerar cómo pueden asegurarse de que cada paciente tenga su peso objetivo evaluado regularmente, idealmente antes de cada tratamiento. Esto lo puede hacer un médico o una enfermera y debe incluir una medición cuidadosa de la presión arterial", afirma el doctor Dasgupta.