Publicado 17/09/2020 7:44:31 +02:00CET

El control de la presión arterial ayuda a reducir las caídas en las personas con Parkinson

Mayores. Cuidado. Residencia. Enfermera atendiendo a una anciana
Mayores. Cuidado. Residencia. Enfermera atendiendo a una anciana - SANITAS MAYORES - Archivo

MADRID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las personas con enfermedad de Parkinson tienen más probabilidades que las personas de una edad similar sin la enfermedad de tener una caída repentina de la presión arterial al ponerse de pie, un fenómeno llamado hipotensión ortostática, según un nuevo estudio publicado en 'Neurology', la revista médica de la Academia Americana de Neurología. La caída de la presión arterial puede provocar mareos, aturdimiento e incluso pérdida del conocimiento y caídas.

"En muchos casos, esto puede provocar caídas y desmayos --explica la autora del estudio Alessandra Fanciulli, de la Universidad Médica de Innsbruck, en Austria--. Si podemos controlar la presión arterial de las personas para detectar esta afección, podríamos controlar potencialmente estas caídas de presión arterial y prevenir algunas de las caídas que pueden ser tan dañinas para las personas con Parkinson".

El estudio involucró a 173 personas con la enfermedad de Parkinson que habían sido remitidas para pruebas de problemas autonómicos que pueden causar mareos y desmayos. Fueron comparados con 173 personas de la misma edad que no tenían Parkinson pero tenían una condición llamada intolerancia ortostática. Esto es cuando desarrolla síntomas cuando está en posición vertical que desaparecen cuando está acostado. Los síntomas incluyen problemas de visión, dolor de cabeza, ansiedad, fatiga y debilidad.

Se controló la presión arterial de las personas para detectar dos tipos de hipotensión ortostática. La primera se llama hipotensión ortostática transitoria y ocurre cuando la presión arterial cae drásticamente al levantarse de estar sentado o acostado y luego vuelve a la normalidad en aproximadamente un minuto. En el segundo, llamado hipotensión ortostática clásica, la presión arterial desciende tres minutos después de ponerse de pie y luego vuelve a la normalidad.

El estudio encontró que el 19% de las personas con Parkinson tenían hipotensión ortostática clásica, mientras que nadie en el otro grupo la tenía. La hipotensión ortostática transitoria ocurrió en el 24% de las personas con Parkinson y en el 21% de las personas con intolerancia ortostática.

Después de ajustar por otros factores que podrían afectar el riesgo de una caída de la presión arterial, los investigadores determinaron que las personas con la enfermedad de Parkinson tenían el doble de probabilidades de tener la afección que las del otro grupo. El cuarenta por ciento de las personas con Parkinson tenían antecedentes de caídas. De ellos, el 29% cayó debido a desmayos.

Se prescribieron tratamientos para la hipotensión ortostática a 18 de las 39 personas con la forma transitoria. Nueve personas utilizaron métodos distintos de las drogas, incluido el aumento de la ingesta de agua y sal, dormir con la cabeza inclinada y usar un cinturón de compresión ancho. De ellos, seis personas dijeron que sus síntomas mejoraron.

Se dijo a seis personas que dejaran de tomar sus medicamentos para la presión arterial alta (inhibidores de la ECA, diuréticos o betabloqueantes); tres de ellos dijeron que los síntomas mejoraron. Tres personas comenzaron a tomar fármacos adrenérgicos (midodrina en dos casos y droxidopa en otro); el paciente que tomaba droxidopa informó una mejoría de los síntomas.

"Si bien estos resultados son preliminares y se necesitan estudios más amplios, sugieren que estos tratamientos que se han utilizado para la hipotensión ortostática clásica también pueden resultar eficaces para la hipotensión ortostática transitoria", señala Fanciulli.

Contador

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Mascarilla sintética, de algodón o seda, ¿cuál es el material que más protege?

  2. 2

    ¿Qué pasa con los aerosoles?¿Son realmente transmisores del SARS-COV-2?

  3. 3

    Confirmado: los 80 años son los nuevos 70

  4. 4

    ¿Hasta qué punto sigues la dieta mediterránea? Aquí las 14 claves

  5. 5

    La OMS avisa de que se necesitan 35.000 millones dólares para producir 2.000 millones de dosis de vacunas