El contacto humano es responsable del 90% de los contagios de una bacteria resistente a antibióticos, según estudio

Murcia.- Lavarse las manos 5 veces al día reduce hasta un 50% la probabilidad de contagio de enfermedades
PIXABAY - Archivo
Publicado 14/06/2019 18:37:56CET

MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un estudio observacional realizado en un hospital francés ha evidenciado que el contacto humano es responsable del 90 por ciento de la propagación de una especie de bacterias resistentes a los antibióticos pero, sin embargo, de menos del 60 por ciento de la propagación de otra especie diferente.

Estos hallazgos sugieren que la higiene de las manos es clave, pero se necesitan más métodos para combatir las infecciones resistentes a múltiples medicamentos. Las personas tratadas en hospitales y otros centros sanitarios están cada vez más expuestas al riesgo de infección por bacterias multirresistentes. Muchos de estos microbios producen enzimas llamadas B-lactamases (ESBL), que los hacen resistentes a los antibióticos. Entender cómo la bacteria ESBL se propaga de persona a persona es clave para desarrollar estrategias de prevención efectivas.

En su estudio, los investigadores distribuyeron sensores portátiles a cientos de pacientes y trabajadores sanitarios de un hospital francés. Equipados con etiquetas de radiofrecuencia (RFID), los sensores permitieron a los investigadores rastrear patrones de contacto humano entre pacientes durante un período de ocho semanas. Mientras tanto, examinaron sistemáticamente a los pacientes en busca de 'Escherichia coli productora' de ESBL y neumonía por 'Klebsiella'.

Los científicos determinaron que el 90 por ciento de la propagación de la neumonía por ESBL 'Klebsiella' a nuevos pacientes podría explicarse por el contacto directo o indirecto con pacientes que habían tenido la misma bacteria durante las ocho semanas anteriores; esta cifra fue inferior al 60 por ciento para ESBL 'E. Coli'.

Los hallazgos sugieren que las estrategias de prevención de contacto, principalmente la higiene de las manos, pueden ser muy eficaces para limitar la transmisión de la neumonía por ESBL 'Klebsiella'. Sin embargo, indican que pueden ser necesarias medidas adicionales, como la descontaminación ambiental o el uso más apropiado de antibióticos, para prevenir la propagación de ESBL 'E. Coli'.

Los investigadores sugieren que el mismo tipo de análisis con sensores portátiles podría extenderse a otras especies multirresistentes. "Al combinar la epidemiología digital y las herramientas de diagnóstico microbiológico rápido, es posible que estemos entrando en una nueva era para comprender y controlar el riesgo de infección adquirida en el hospital con bacterias resistentes a múltiples fármacos", concluyen los científicos en su trabajo, publicado en la revista 'Plos Computational Biology'.

Contador