Consiguen revertir síntomas similares al Alzheimer en ratones a través de compuestos de té verde y zanahorias

Publicado 08/03/2019 13:53:01CET
PIXABAY - Archivo

MADRID, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad del Sur de California (Estados Unidos) han conseguido, a través de una dieta que contiene compuestos presentes en el té verde y las zanahorias, revertir síntomas similares al Alzheimer en ratones genéticamente programados para desarrollar la enfermedad.

En su estudio, publicado en la revista 'Journal of Biological Chemistry', los investigadores analizaron dos compuestos: epigallocatechin-3-gallate (EGCG), un ingrediente clave en el té verde; y ácido ferúlico (FA), que se encuentra en las zanahorias, los tomates, el arroz, el trigo y la avena.

Los investigadores asignaron aleatoriamente 32 ratones con síntomas similares a los de Alzheimer a uno de cuatro grupos con un número igual de hombres y mujeres. Para comparación, cada grupo también contenía un número igual de ratones sanos.

Durante tres meses, los ratones consumieron una combinación de EGCG y FA, solo EGCG o FA, o un placebo. La dosis fue de 30 mg por kilogramo de peso corporal, una dosis bien tolerada por los seres humanos y que se consume fácilmente como parte de una dieta saludable basada en plantas o en forma de suplementos.

Antes y después de someter a los ratones a la dieta especial de tres meses, los científicos analizaron una serie de pruebas neuropsicológicas que son más o menos análogas a las pruebas de pensamiento y memoria que evalúan la demencia en humanos. Entre ellas, un laberinto en forma de Y, que pone a prueba la memoria de trabajo espacial de un ratón.

Los humanos usan esta habilidad para, por ejemplo, encontrar la salida en un edificio. Los ratones sanos exploran instintivamente cada brazo del laberinto Y, buscando comida o una ruta para escapar y entrando en los tres brazos en secuencia más a menudo que por casualidad. Los ratones deteriorados no pueden hacer esto tan bien como sus homólogos mentalmente sanos.

"Después de tres meses, el tratamiento de combinación restauró completamente la memoria de trabajo, y los ratones con Alzheimer se desempeñaron tan bien como los ratones de comparación sanos", explica el líder del estudio, Terrence Town, profesor de Fisiología y Neurociencia en esta universidad estadounidense.

Los investigadores creen saber cuál es el mecanismo detrás de este fenómeno: la capacidad de las sustancias para prevenir que las proteínas precursoras de amiloide se rompan en las proteínas más pequeñas llamadas beta-amiloide que inundan los cerebros de los pacientes con Alzheimer. Además, los compuestos parecían reducir la neuroinflamación y el estrés oxidativo en el cerebro, aspectos clave del Alzheimer en humanos.

Para leer más