Publicado 25/10/2017 12:37CET

Consejos para evitar ponerte malo en invierno

Termómetro. Pastillas. Estar enfermo
VIDA

   MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Vacunarse contra la gripe, llevar a cabo una adecuada higiene de manos, no fumar y mantener una dieta sana son algunos de los consejos aportados por expertos de VIDA, la aplicación de profesionales que atiende a los pacientes a través de videoconsultas, para evitar caer enfermo durante el invierno.

   Y es que, en esta época son comunes los catarros, la gripe o las bronquitis, siendo la forma de transmisión más común la de persona a persona cuando se tose o se estornuda. "Es difícil sobrevivir al largo y duro invierno sin caer enfermo, pero siguiendo una serie de consejos se puede dar esquinazo a las enfermedades más comunes", ha apostillado la médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria Ana García de Francisco.

   En concreto, los especialistas han destacado la importancia de que todas las personas mayores de 60 años o que pertenezcan a grupos de riesgo (inmunodeprimidos, embarazadas, pacientes con enfermedades crónicas, personas que conviven o atienden a personas enfermas) se vacunarse contra la gripe en su centro de salud.

   Asimismo, y debido a que la transmisión de muchos virus que producen síntomas respiratorios se produce a través de pequeñas gotas de saliva que se expulsan al hablar, toser o estornudar, los doctores han recordado que la Organización Mundial para la Salud (OMS) recomienda taparse la boca y la nariz cuando se tosa con un pañuelo desechable y lavarse las manos a fondo y regularmente.

ABRIR LAS VENTANAS Y COLOCAR RECIPIENTES CON AGUA POR LA CASA

   Del mismo modo, los expertos han llamado la atención sobre el tabaco, ya que se ha demostrado que aumenta el riesgo de contraer catarros y la gripe, además de incrementar la severidad de los síntomas y secuelas que producen estas enfermedades. Asimismo, han aconsejado la práctica de ejercicio físico moderado 30 minutos diarios o tres días a la semana 25 minutos de una actividad vigorosa.

   Otros consejos aportados por los expertos son la ingesta de cereales, frutas, hortalizas, aceites, lácteos, carnes, pescados, huevos, azúcares o frutos secos; dormir de 7 a 9 horas y reducir el consumo de sustancias que puedan alterar el sueño como el alcohol o la cafeína; y abrir las ventanas de vez en cuando durante el día y colocar recipientes con agua repartidos por la casa para humedecer los ambientes.

   "Cuando nuestro cuerpo se enfrenta a un cambio brusco de temperatura, por ejemplo, al entrar en casa, o al salir a la calle, el cuerpo necesita hacer un trabajo extra para regularse. Este 'esfuerzo' nos puede hacer más vulnerables a las infecciones. Una regla sencilla es ir bien abrigados al salir de casa y procurar respirar siempre por la nariz", ha zanjado la experta.