Publicado 01/10/2020 07:58CET

Confirman el éxito de la rehabilitación remota de un ictus mediante video en vivo

Cerebro
Cerebro - EUROPA PRESS/DE ALBA INNOVACIÓN - Archivo

   MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

    Los pacientes con accidente cerebrovascular que reciben entrenamiento de rehabilitación profesional en sus hogares a través de consultas de video en vivo pueden recuperar sus habilidades motoras mejor que aquellos que hacen su rehabilitación en persona con un terapeuta en un centro de rehabilitación para pacientes ambulatorios, según un estudio publicado en línea en 'Neurology', la revista médica de la Academia Estadounidense de Neurología. La rehabilitación remota también puede promover una mayor conectividad cerebral.

   "Durante la pandemia, cuando es posible que los viajes y el contacto humano no sean posibles, es importante averiguar si es seguro y eficaz para los pacientes con accidente cerebrovascular recuperarse en casa, utilizando consultas por video para su terapia", explica el autor del estudio, Chuancheng Ren, de la Universidad de Fudan en Shanghai (China).

   "Nuestros hallazgos son emocionantes porque sugieren que los programas de rehabilitación remota pueden ser más efectivos que la rehabilitación en persona de dos maneras: a nivel físico, con mayores aumentos en la movilidad física, y a nivel cerebral, con una mayor actividad cerebral funcional", añade.

   El estudio involucró a 52 personas con accidente cerebrovascular con parálisis en un lado del cuerpo que sufrieron un accidente cerebrovascular un promedio de dos semanas antes del estudio. La mitad fueron asignados al azar a un grupo de telerehabilitación domiciliaria, la otra mitad a un grupo ambulatorio convencional. Todos los participantes hicieron al menos 12 semanas de rehabilitación.

   Para ambos grupos, cada sesión incluyó 60 minutos de fisioterapia y terapia ocupacional, más 20 minutos de estimulación neuromuscular. Todos los participantes fueron evaluados tanto para la función motora como para los cambios cerebrales al inicio del estudio, inmediatamente después de completar las sesiones de rehabilitación y nuevamente tres meses después.

   Los investigadores utilizaron una prueba que mide la recuperación de las habilidades motoras en los brazos y las piernas después de un accidente cerebrovascular. En esta prueba, en la que se necesita un aumento de al menos 10 puntos para mostrar una mejora significativa, el grupo que se rehabilitó de forma remota obtuvo un promedio de 11 puntos más alto que al comienzo del estudio, mientras que el grupo que recibió la rehabilitación convencional en persona obtuvo una puntuación de promedio 5,3 puntos más alto.

   Para medir los cambios en el cerebro, los investigadores utilizaron imágenes funcionales en estado de reposo. El grupo de entrenamiento remoto aumentó su conectividad cerebral en estado de reposo en comparación con el grupo de terapia convencional.

   "Creemos que la conveniencia de rehabilitarse en casa puede haber ayudado a los participantes del estudio a mantener sus programas de rehabilitación y eso, a su vez, puede haberlos ayudado a recuperar las habilidades motoras mejor que sus compañeros tratados convencionalmente --apunta Ren--. Además, el entorno del hogar puede haber brindado a las personas más oportunidades para participar y aprender de las actividades familiares de la vida real".

Contador