Publicado 20/08/2020 15:51:09 +02:00CET

Una compañía española desarrolla una mascarilla con rayos ultravioleta que elimina el virus de COVID mientras se respira

Una mascarilla capaz de eliminar el virus mientras se respira gracias a una cortina de láser UV-C de energía dirigida.
Una mascarilla capaz de eliminar el virus mientras se respira gracias a una cortina de láser UV-C de energía dirigida. - FLAT TUBE ENERGY

MADRID, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

Flat Tube Energy, una compañía de Torrellano (Alicante), ha patentado una mascarilla sin filtro capaz de eliminar el virus del COVID-19 mientras se respira gracias a una cortina de láser ultravioleta (UV-C) de energía dirigida. Así, se conseguiría acabar con la contaminación provocada por los residuos de las mascarillas desechables.

Gracias a dos 'start ups' de la Universidad Miguel Hernández de Elche y Fondo Emprendedores de Repsol, se ha conseguido patentar una mascarilla 'made in Spain' basada en tecnología ultravioleta de baja frecuencia, emitida por diodos láser dirigidos, que permite en una cámara confinada laberíntica destruir el COVID-19, entre otros patógenos, mientras se respira. Todo ello gracias a una batería con 10 horas de autonomía, que se recarga como un teléfono móvil.

Con un coste de producción bajo y realizada en impresión 3D en España, sin necesidad de abastecimiento extranjero, se basa en la técnica que David J. Benner, profesor de Biofísica de la Radiación y de Ciencias de la Salud Ambiental y director del Centro de Investigación Radiológica en el CUIMCY.

En su principal estudio, el investigador concluye que "la luz UVC lejana tiene un rango muy limitado y no puede penetrar a través de la capa externa de células muertas de la piel humana o la capa de lágrimas en el ojo, por lo que no es un peligro para la salud humana". "Sin embargo, los virus y las bacterias son mucho más pequeños que las células humanas, por lo que la luz UVC lejana puede alcanzar su material genético e inactivarlos" gracias a que la UVC lejana ataca a los enlaces moleculares que mantienen unido el ADN", añade.

Esta misma tecnología es en la que está basada la mascarilla que, gracias a una cámara estanca, elimina el riesgo por contacto, un gran reto de diseño con sello español que pretende revolucionar y colaborar con el control de residuos.

Este hallazgo sugiere que el uso de luz ultravioleta lejana en esta mascarilla podría proporcionar no solo una protección contra el COVID-19, sino también sobre las epidemias de gripe estacional, así como evitar la propagación de pandemias relacionadas con esta y otras enfermedades.