Publicado 22/02/2021 12:49CET

La combinación de terapias dirigidas marca tendencia en el tratamiento de la leucemia linfática crónica

Archivo - Leucemia linfática crónica (LLC)
Archivo - Leucemia linfática crónica (LLC) - FLICKR/ED UTHMAN - Archivo

MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

La combinación de terapias dirigidas marca tendencia en el tratamiento de la leucemia linfática crónica, según se ha puesto de manifiesto durante la 11ª edición de la reunión del Grupo Español de Leucemia Linfática Crónica (GELLC) y de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH).

El objetivo de esta cita científica, titulada 'De la investigación básica al tratamiento de la leucemia linfocítica crónica', es fomentar la investigación básica, traslacional y clínica de la leucemia linfática crónica (LLC) en España.

"Es una oportunidad única de unir en un mismo foro a investigadores de diversas disciplinas implicados en la investigación básica, diagnóstico y manejo terapéutico de estos pacientes", ha explicado el médico consultor sénior del Hospital Universitario 12 de Octubre
(Madrid), Javier de la Serna.

La reunión ha abordado las novedades producidas durante el último año en el tratamiento de la LLC. En primera línea, se han conocido los resultados de algunos estudios en los que se combinan nuevos agentes de terapia dirigida, como venetoclax con ibrutinib, y otros agentes en desarrollo.

También, el , jefe del Servicio de Hematología del Hospital Universitario Vall d'Hebron (Barcelona) y presidente del GELLC, Francesc Bosch, ha destacado otro ensayo, de un año de duración, con venetoclax y obinutuzumab, sobre la importancia de los factores genéticos en la progresión de la LLC, así como otro trabajo sobre un nuevo inhibidor de BTK, acalabrutinib, en monoterapia o combinado con obinutuzumab frente a inmunoquimioterapia", añade.

Por lo que respecta a los últimos avances en las terapias para pacientes con LLC en recaída o resistente, De la Serna ha informado de que a día de hoy se dispone de información consolidada sobre la eficacia a largo plazo de la combinación de venotoclax y un anti-CD20 (en este caso, rituximab), y que no comprometen los resultados de tratamientos posteriores, en caso de que estos fueran necesarios.

Finalmente, los expertos han puesto de relieve la actividad de nuevos agentes, como acalabrutinib, zanubrutinib, umbralisib, entre otros, tanto en pacientes previamente tratados como en primera línea.

Contador

Para leer más