Publicado 28/10/2020 12:34CET

El 'Código Ictus' se activó un 28% menos en marzo que en el mismo periodo del año pasado

DELEGACIÓN DE LA JUNTA EN MÁLAGA

MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

El 'Código Ictus 'se activó un 28 por ciento menos en marzo de 2020, momento en el que estalló la pandemia del coronavirus en España, que en marzo de 2019, según una encuesta llevada a cabo por el Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología (SEN), en la que han participado el 75 por ciento de las Unidades de Ictus que hay en España.

Además, y aunque esta reducción no fue igual en todos los hospitales, en algunos la asistencia al ictus se ha visto disminuida en más del 50 por ciento. A juicio de los expertos de la SEN, el miedo de los pacientes a acudir al hospital, junto con las situaciones de soledad o aislamiento que pueden dificultar el reconocimiento de los síntomas y la solicitud de atención urgente, podrían explicar gran parte de este descenso.

Asimismo, y con motivo de la celebración, este jueves, del Día Mundial del Ictus, la coordinadora del Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la SEN, María Alonso de Leciñana, ha informado de que actualmente no se puede asegurar que la infección por coronavirus aumente específicamente el riesgo de padecer un ictus, ni que el ictus sea una de las principales complicaciones de la infección.

"En todo caso, los datos sí apuntan a que los pacientes con Covid-19 que sufren un ictus, lo padecerán de forma más grave y tendrán peor evolución", ha dicho. No obstante, la experta sí ha alertado de que el riesgo de muerte o dependencia en pacientes con ictus y con Covid-19 es hasta 4 veces mayor que en los no Covid. Además, el ictus es la complicación neurológica grave más frecuente entre las personas que han padecido Covid-19, de acuerdo al Registro que está llevando a cabo la Sociedad Española de Neurología.

"Aunque en este momento el ictus no es una de las complicaciones principales de la Covid-19, algunos estudios también apuntan a que tener antecedentes de ictus aumenta 3 veces el riesgo de fallecer por esta infección. Por lo tanto, aconsejamos a todas aquellas personas que hayan superado un ictus, igual que al resto de la población, que sigan estrictamente las normas para evitar el contagio. Además debemos recordar que no se debe dejar de acudir al hospital por miedo a contagiarse con Covid-19, en caso de alguna persona piense que puede estar sufriendo un ictus. El ictus es una urgencia médica y los sistemas de atención al ictus siguen estando plenamente operativos a pesar de la pandemia y los hospitales ofrecen todas las garantías para evitar contagios", ha dicho.

Por otro lado, la doctora ha explicado que otra de las consecuencias que tuvo el primer pico de la pandemia que se vivió en marzo fue la necesidad de reasignar los recursos de los hospitales a la atención a pacientes con Covid-19. "Como consecuencia, muchas consultas de Neurología y muchas pruebas complementarias se suspendieron. Aún es pronto para saber si estas circunstancias pueden haber impactado negativamente en la aplicación de las medidas adecuadas de prevención y, si todo ello, puede haber dado lugar a un aumento de la morbimortalidad por ictus. O si en los próximos meses podría aumentar la incidencia de ictus, por un menor control de los factores de riesgo", ha señalado.

En todo caso, y con motivo del Día del Ictus, ha destacado la importancia de llevar a cabo hábitos de vida saludables y de tener presente que el ictus es siempre una urgencia médica. "En un día del ictus tan especial como este, es importante hacer un llamamiento a la población para que se extremen las medidas de precaución frente al contagio: con ello, además de prevenir la Covid-19, también ayudaremos a preservar la atención de pacientes que sufren otras enfermedades como el ictus", ha zanjado.

Contador

Para leer más