Las medidas del SESCAM provocarán que el H. de Cuenca deje de prestar cobertura a 61.000 pacientes, según SATSE

Actualizado 23/04/2012 14:20:54 CET
HOSPITAL VIRGEN DE LA LUZ , CUENCA
EUROPA PRESS

CUENCA, 23 Abr. (EUROPA PRESS

El Sindicato de Enfermería en Cuenca, SATSE, ha mostrado su rechazo a la reestructuración de las áreas sanitarias que pretende implantar el SESCAM, porque considera que llevará consigo el desmantelamiento del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, en el que se suprimirían camas y servicios sanitarios y que se deje de prestar cobertura a 61.000 pacientes.

SATSE entiende que la creación de las nuevas áreas sanitarias, con la inclusión de poblaciones conquenses en áreas de otras provincias de Castilla-La Mancha, supondrá que el Hospital Virgen de la Luz deje de prestar cobertura a más de 61.000 usuarios de la provincia, que pasarían a ser asistidos en hospitales de otras provincias castellano-manchegas.

En nota de prensa el sindicato ha indicado que de esta forma el hospital, que atendía a toda la población de la provincia (219.000 habitantes) - , pasaría a atender a unos 158.000 usuarios con lo que se suprimirían camas, pasándose de las 411 camas que cuenta en la actualidad a unas 200 camas, y se eliminarían servicios, especialidades y profesionales sanitarios, es decir, que pasaría a ser en la práctica un hospital comarcal.

SATSE considera que el desmantelamiento del hospital se inició con el cierre de la segunda planta y de sus 30 camas correspondientes a la Unidad de Corta estancia y que va a continuar, puesto que los planes del SESCAM pasarían por el cierre en breve de la planta de Salud Mental y la externalización de servicios como Hemodiálisis y Medicina Nuclear y la reducción de la cartera de servicios a los mínimos.

Para la secretaria provincial de SATSE, Carmen Díaz, "la reducción de camas, servicios así como la amortización de puestos de trabajos de profesionales sanitarios llevará consigo la disminución de la calidad asistencial que se presta a los usuarios en este hospital, en el que en la actualidad sigue habiendo pacientes hacinados en habitaciones con tres camas".

Para SATSE esta situación supondrá "la discriminación con respecto a otras capitales de provincia cuyos hospitales contarán con mejores servicios sanitarios que el Virgen de la Luz", ha añadido la secretaria provincial de SATSE.