Actualizado 10/06/2008 20:06:06 +00:00 CET

C.León.- Suspendidas en el Hospital de León diecisiete operaciones ante la negativa de los sanitarios a realizarlas

Enfermeras, auxiliares y celadores protestan así por la diferencia retributiva que reciben respecto a los médicos

LEÓN, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

Diecisiete pacientes del Hospital de León no fueron operados en la tarde de hoy al paralizarse la actividad de ocho quirófanos, una actuación secundada por enfermeras, auxiliares y celadores del Complejo Hospitalario en protesta por la diferencia de retribución que reciben respecto a los médicos por realizar operaciones quirúrgicas fuera de la jornada laboral, conocidas como "peonadas".

Las intervenciones quirúrgicas que no se efectuaron fueron las que estaban previstas para la tarde, con el fin de reducir la lista de espera, según informó el Sindicato de Enfermería Satse en León en una nota recogida por Europa Press.

Según el Sindicato de Enfermería la protesta surgió por la decisión del director gerente del Hospital de León, Francisco Soriano, de aumentar como mínimo en un 22 por ciento las retribuciones que los médicos reciben por estas "peonadas" mientras que al resto de categorías profesionales: enfermeras, auxiliares de enfermería y celadores, sólo recibirán un aumento de un dos por ciento.

Satse señaló que la subida en la retribución de los médicos es una cantidad que negocia el gerente del hospital "individualmente", médico a médico, "de modo que uno percibirá ese incremento, mientras otros médicos incluso pudieran recibir un aumento aún mayor", indicó la secretaria provincial del sindicato en León, Ana Martínez.

Además, el incremento del dos por ciento para el resto de las categorías profesionales es, según aseguró, "innegociable", según la información transmitida a Satse por parte del gerente del hospital.

Además, explicó que el Sindicato de Enfermería ha reunido una cantidad "importante" de firmas del personal del Hospital de León en apoyo a la decisión de no participar en cirugía programada para reducir la lista de espera quirúrgica ni actividad alguna fuera de su jornada laboral mientras no se equipare la subida de todas las categorías profesionales con la de los médicos.

Para Satse esta situación es un "agravio laboral provocado conscientemente por el gerente de este hospital entre las diferentes categorías profesionales y derivado del intento de reducir la lista de espera quirúrgica, llevando a los profesionales a realizar fuera de su horario de trabajo actividades remuneradas y no en la misma proporción a todas las categorías".

"De esta actitud de prepotencia sólo podemos colegir el desprecio de la Gerencia del hospital hacia los trabajadores que no son médicos en este centro hospitalario", precisó Ana Martínez.

Por este motivo, la organización sindical exigió "respeto e igualdad de trato" para todos los profesionales y anunció que hasta que no se produzca, el personal del área quirúrgica no realizará dichas actividades, además de mostrar su disposición a que si en el resto de hospitales de la Comunidad se producen situaciones similares, se adoptará la misma forma de protesta.