CLeón.-Junta se suma el plan piloto para informatizar la historia clínica con 2 hospitales y lo extenderá a un tercero

Actualizado 16/10/2009 15:48:08 CET

Unos 200 sanitarios participan en Valladolid en una jornada sobre confidencialidad y acceso a la historia clínica

VALLADOLID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Castilla y León participa en el plan piloto nacional con el que se pretende llevar a cabo la informatización de la historia clínica con experiencias en los complejos asistenciales de Ávila y Soria y espera desplegarlo en otros hospitales como el Río Hortega de Valladolid.

Así lo explicó el consejero de Sanidad, Francisco Javier Álvarez Guisasola, quien inauguró hoy la jornada 'Historia clínica: confidencialidad y acceso', que se desarrolla en el salón de actos de las Cortes de Castilla y León y en la que participan unos 200 profesionales sanitarios.

Guisasola aseguró que la informatización de la historia plantea una nueva problemática por el secreto de datos, por lo que por el momento se desarrolla un plan piloto nacional en el que participa Castilla y León.

El titular de Sanidad indicó que lo importante de este avance no es que se tenga acceso a la historia en una Comunidad o un grupo de hospitales, sino que cuando el paciente se desplace automáticamente se pueda tener esta información.

En este contexto, Álvarez Guisasola recordó que en Castilla y León ya se ha dado un paso muy importante con la historia clínica, al regularse por decreto, de manera que se unifican y establecen los datos que debe contener, con el fin de acabar con la diversidad que existía antes. El siguiente paso, explicó, es el establecimiento a nivel nacional de un protocolo común para todas las comunidades autónomas.

En el caso de Castilla y León, el "ensayo" de la informatización de la historia, que ha supuesto una inversión cercana a los 15 millones en los últimos tres años, se lleva a cabo en dos ámbitos, coincidentes con la Atención Primaria y la Especializada.

En concreto, en Primaria, la aplicación 'MedoraCyL' es una herramienta que recoge la actividad asistencial que se ha implantado en todos los centros de salud y que espera extenderse a los consultorios rurales en función del despliegue de la banda ancha.

Por otro lado, en Atención Especializada se trabaja en la implantación de una aplicación propia denominada 'Jimena-CyL' como herramienta para utilización por parte del profesional sanitario en el entorno asistencial y se está aplicando de forma piloto en los complejos asistenciales de Ávila y Soria, con más de 40.000 informes ya realizados y, en la actualidad, la Junta programa su despliegue en otros hospitales.

ENCUENTRO DE SANITARIOS.

El consejero se expresó así minutos antes de la inauguración de una jornada sobre la confidencialidad y el acceso a la historia clínica, en el marco de la cual se trataron asuntos como la propiedad de este documento, el tratamiento de los datos que contiene y su futura informatización, entre otros.

Álvarez Guisasola aseguró que la historia es el documento más importante para tratar al paciente y el control de la enfermedad, pero también recoge datos sobre los familiares, y señaló que una de las cuestiones que se plantean es quién puede tener acceso a los mismos, ya que entran dentro de la privacidad del enfermo.

El responsable de Sanidad explicó que en ocasiones se generan conflictos en torno a la historia porque ésta sirve para cuestiones como la investigación o es útil ante una enfermedad "infectocontagiosa", pero además existe la posibilidad de que sea requerida por juez o que los medios de comunicación pidan algunos datos que se contemplan en este documento, "propiedad" del paciente y no del médico o de la Administración.

El consejero puso como ejemplo los casos como los de los menores, que en una familia en la que los padres estén separados supone averiguar quién tiene la "patria potestad" del niño para facilitar los datos de la historia, mientras que otras situaciones complejas son aquellas en las que un enfermo está en coma o está incapacitado.

En la jornada participaron el director de la Agencia de Protección de Datos de la Comunidad de Madrid, Antonio Troncoso Reigada, con la ponencia 'La protección de datos y los servicios sanitarios. El nuevo reglamento de protección de datos' y la doctora Margarita Iraburu Elizondo, coordinadora general de la historia clínica informatizada en el Hospital Virgen del Camino de Pamplona, que habló sobre 'Manejo de la historia clínica y confidencialidad de los datos que contiene. Derechos y deberes de los implicados'.

Por su parte, Juan Manuel Méjica García, letrado de la Administración de la Seguridad Social, abogado y profesor de Derecho Civil de la Universidad de Oviedo, quien expuso la ponencia 'Cuestiones abiertas y retos pendientes de la historia clínica electrónica. Una visión jurídica'.