Cirugía de bypass gástrico: mejor en adolescentes que en adultos

Un popular ingrediente alimentario podría aumentar el riesgo de diabetes y obesidad
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / YAROSLAV ASTAKHOV
Publicado 17/05/2019 17:01:38CET

MADRID, 17 May. (EUROPA PRESS) -

Realizar la cirugía de bypass gástrico en adolescentes obesos reduce significativamente más la diabetes tipo 2 y la presión arterial alta en comparación con esperar a realizar el mismo procedimiento quirúrgico hasta la edad adulta, según ha concluido un estudio financiado por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos que ha comparado los resultados en los dos grupos cinco años después de la intervención.

A pesar de que se produce una pérdida de peso similar, esta investigación, publicada en la revista 'New England Journal of Medicine', demuestra que los resultados clínicos en diabetes e hipertensión son mejores cuando el procedimiento se hace en jóvenes. Hasta ahora, ningún tratamiento había demostrado eficacia a largo plazo para revertir la diabetes tipo 2 en los jóvenes, que tienden a avanzar más rápidamente que en los adultos.

Los investigadores evaluaron a 161 adolescentes menores de 18 años y 396 adultos que ya tenían obesidad a los 18 años. El porcentaje general de pérdida de peso no fue diferente entre los grupos: os adolescentes perdieron el 26 por ciento de su peso corporal y los adultos el 29 por ciento en cinco años después de la cirugía.

La diabetes tipo 2 disminuyó en ambos grupos, pero los adolescentes con diabetes tipo 2 antes de la cirugía eran 27 por ciento más propensos que los adultos a tener glucosa en sangre controlada (azúcar en sangre) sin el uso de medicamentos para la diabetes. Ningún adolescente en el grupo necesitó medicamentos para la diabetes después de la cirugía, en comparación con el 88 por ciento de los adolescentes antes de la cirugía. El 79 por ciento de los adultos usaban medicamentos para la diabetes antes de la cirugía, y el 26 por ciento cinco años después.

Antes de la cirugía, el 57 por ciento de los adolescentes y el 68 por ciento de los adultos usaban medicamentos para la presión arterial. Cinco años después de la cirugía, el 11 por ciento de los adolescentes y el 33 por ciento de los adultos usaron medicamentos para la presión arterial. Entre los que tenían presión arterial alta antes de la cirugía, los adolescentes eran 51 por ciento más propensos que los adultos a no tener más presión arterial alta o a tomar medicamentos para la presión arterial.

Sin embargo, los adolescentes fueron más propensos a tener mayores riesgos en otras áreas, incluyendo la necesidad de cirugías abdominales posteriores, más comúnmente la extirpación de la vesícula biliar. Los adolescentes tenían más riesgo de niveles bajos de hierro y vitamina D, potencialmente porque los adolescentes tienen menos probabilidades de tomar suficientes suplementos vitamínicos y minerales después de la cirugía.

"Aunque existen riesgos asociados con la cirugía bariátrica, este estudio demuestra que, para muchos jóvenes, los beneficios probablemente superan a los riesgos. Un suplemento suficiente de vitaminas y minerales, junto con una atención médica continua, puede ayudar a mitigar algunos de estos riesgos", explica el primer autor del trabajo, Thomas Inge, del Children's Hospital de Colorado (Estados Unidos).

Contador

Para leer más