Un cierre de pared abdominal no adecuado puede condicionar hasta un 15% de hernias incisionales

Publicado 14/01/2019 11:37:50CET
PIXABAY - Archivo

MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

Realizar de manera no adecuada un cierre de pared abdominal puede condicionar hasta un 15 por ciento de hernias incisionales lo que, "irremediablemente", provoca que el enfermo tenga que pasar de nuevo por el quirófano, "impidiéndole realizar una vida normal hasta que sea de nuevo reintervenido", ha alertado el jefe del servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo del Hospital Río Hortega (Valladolid), el doctor David Pacheco.

Así lo ha puesto de manifiesto durante la jornada 'Innovación tecnológica en el cierre de la pared abdominal', organizada por Ethicon, en la que también se ha destacado que, a pesar del auge de la cirugía mínimamente invasiva, todavía hay muchos casos en los que es necesario realizar una laparotomía, una intervención con apertura de la pared abdominal.

De hecho, durante la cita se ha subrayado que las infecciones del sitio quirúrgico representan el 28 por ciento de las infecciones nosocomiales en hospitales españoles y son el principal componente que impide la correcta cicatrización en las intervenciones que conllevan el cierre de pared abdominal.

Asimismo, se consideran factor de riesgo independiente tanto para la dehiscencia de la herida, como para la hernia incisional, y aumenta el riesgo de eventración hasta en un 40 por ciento.

"La prevención de la infección de sitio quirúrgico es factible y se podrían evitar, adoptando una serie de medidas, hasta un 60 por ciento de dichas infecciones", ha indicado, por su parte, el miembro de la unidad de Coloproctología del Complejo Asistencial Universitario de León, el doctor Jesús Fernández Fueyo.

PREVENCIÓN

Para prevenir este tipo de infecciones en España se ha puesto en marcha el proyecto 'Infección Quirúrgica Zero', promovido por el Ministerio de Sanidad y auspiciado por varias sociedades científicas. Además, las distintas medidas de prevención, también recomendadas por la Organización Mundial de la Salud, incluyen acciones preoperatorias, perioperatorias y postoperatorias en las cuales participa todo el equipo que presta atención al paciente.

"No sólo el cirujano sino todo el equipo quirúrgico, incluyendo anestesista y enfermería de quirófano y de planta de hospitalización, juegan un papel modulador de la infección del sitio quirúrgico", ha afirmado el doctor Fernández.

"El cirujano debe conocer y poner en práctica estas medidas para reducir la contaminación bacteriana del sitio quirúrgico y así disminuir el riesgo de infección. Pero lo más importante es la concienciación sobre el problema de las infecciones y la adhesión de los equipos quirúrgicos a los programas para prevenirlas", ha concluido el experto.