Actualizado 08/06/2021 15:29 CET

Cientos de aspirantes a MIR vuelven a manifestarse contra la contratación de plazas

Manifestación MIR en la Puerta del Sol.
Manifestación MIR en la Puerta del Sol. - EUROPA PRESS/ DAVID GUIRAO

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

Cientos de aspirantes a médico interno residente (MIR) y del resto de profesiones sanitarias se han manifestado este martes por las calles de Madrid reclamando al Ministerio de Sanidad la adjudicación en tiempo real de sus plazas, al igual que hicieron hace dos semanas con una concentración frente a la sede del Ministerio.

La marcha, que ha partido de la Puerta del Sol a las 12.00 horas entre pitadas y bajo cánticos de "Carolina, dimisión" o "A por ellos", terminará frente a Sanidad en torno a las 15.00 horas.

Con pancartas como "Víctima de la incompetencia del Ministerio" o "Ministerio de Ansiedad", los manifestantes, que han venido a Madrid desde todos los puntos de España, han cargado contra el nuevo sistema.

"Reclamamos una elección presencial con garantías y transparencia y ahora mismo no ofertan ninguna de las 3 cosas. No se está avanzando en las reuniones. Al principio parecía que iba a ceder un poco el ministerio pero ya se ha visto que no, ninguna medida nos favorece. Aparecen plazas y luego desaparecen. Es vergonzoso", ha resumido Beatriz Ferrín, estudiante de sexto de Medicina de Murcia.

Otra de las manifestantes, Sara, aspirante a enfermera, se muestra más optimista tras esta nueva protesta: "Creo que hoy tengo un poco más de esperanza que el día 25. Confío en que el Ministerio de Sanidad dé un paso atrás y antes de que acaben los plazos para solicitar la aplaza algo cambie".

Antes de la marcha, sobre las 11.00 horas, ha comenzado una nueva reunión de los protestantes con los representantes del Ministerio para buscar soluciones, que aún no ha finalizado. Fuentes presentes en la reunión han informado a Europa Press que Sanidad no ha ofrecido la elección en tiempo real, pero sí un sistema para asignar turnos de 500 personas, con el objetivo de agilizar el proceso de adjudicación. Por el momento, la reunión continúa.

Los encuentros que han mantenido el colectivo MIR y el Ministerio de Sanidad, la última el 4 de junio, no han conseguido aún llegar a buen puerto y, a pesar de las quejas y denuncias de las personas aspirantes, la última alternativa que ha propuesto el Ministerio no mejora la situación, según denuncian los manifestantes.

Durante el recorrido se ha realizado una parada frente al Congreso de los Diputados, donde el convocante, la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), ha convocado a los portavoces de todos los grupos parlamentarios para recoger en persona el documento en el que se explica en qué consiste el conflicto, las principales reivindicaciones que se están haciendo a Sanidad y donde se pide su participación para ayudar a encontrar una solución consensuada que permita asegurar una elección con garantías.

Entre otros representantes políticos, han sido recibidos en la Puerta de los Leones de la Cámara Baja por la vicesecretaria de Política Social del PP y ex ministra de Sanidad, Ana Pastor, la presidenta de la Comisión de Sanidad del Congreso, Rosa María Romero, el diputado de VOX Juan Luis Steegmann, o el diputado de Ciudadanos Guillermo Díaz, quienes han atendido las quejas de los protestantes.

"Tenéis todo nuestro apoyo porque es una causa justa. Aquí se llevan muchos los aplausos pero donde hay que estar es allí donde están los problemas y este es un problema que se puede evitar", ha afirmado Pastor a los representantes sindicales tras recibir su manifiesto.

Tras la llegada al Ministerio de Sanidad hay convocada una concentración hasta las 20.00 horas. Estas concentraciones se repetirán desde las 8.00 horas hasta las 20.00 horas hasta que no se llegue a un acuerdo. Del mismo modo, CESM ha solicitado autorización para una nueva manifestación para el próximo 15 de junio.

Otros sindicatos, como la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), o el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) se han sumado a la manifestación, que también convoca la organización FSEUnida.

En declaraciones a Europa Press, el secretario general de CESM, Gabriel del Pozo, ha denunciado que "el Ministerio no está dando solución a la problemática que han generado".

"Ellos quieren avanzar pero no ponen ninguna solución. Es un quiero pero no quiero. La administración debería hacérselo ver. Han conseguido unir a toda la profesión en contra de ellos, que recapaciten", ha señalado.

Para CESM, el problema es que con este sistema se vulneran las garantías de los aspirantes. "Queremos que los electores tengan las mismas garantías que se han tenido hasta ahora, y la única forma es teniendo la elección en tiempo real, no hay otra", ha defendido.

Entre otros problemas con el sistema informático, Del Pozo ha denunciado "el bloqueo de la página" o que "no se podía acceder más de 200 personas". "No puedes dar una elección telemática que no funciona", ha sentenciado.

LA VÍA TELEMÁTICA

En 2020, el Tribunal Supremo obligó a rectificar al Ministerio y, finalmente, la elección fue tanto presencial como telemática, en un formato híbrido. Para esta convocatoria, Sanidad cambió la normativa y blindó la elección telemática, una opción que probablemente se mantendrá también en el futuro, una vez no haya pandemia.

Con el nuevo procedimiento telemático, cada aspirante entrega una lista con sus preferencias, tanto de especialidad como de destino, para que el sistema informático les asigne su plaza una vez llegue su turno. Esto, según las asociaciones de MIR, genera una desventaja, ya que hasta antes de la pandemia la elección se realizaba en directo y en tiempo real en la sede de Sanidad, de forma que cada aspirante podía ver qué plazas estaban disponibles en el momento de su decisión.

Este nuevo sistema de adjudicación de plazas MIR se reparte en cuatro días, en lugar de un turno único. Por cada día, se procederá a adjudicar las plazas en turnos de 2.000 personas, dando hasta 12 horas a los aspirantes del siguiente turno para cambiar sus preferencias, en función de las plazas que siguen vacantes.