Publicado 05/07/2021 14:39CET

Científicos revelan una nueva vulnerabilidad terapéutica en el cáncer de páncreas

Archivo - Cáncer de páncreas
Archivo - Cáncer de páncreas - UNIVERSITY OF LOUVAIN - Archivo

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La reducción de los niveles de una hormona llamada PTHrP puede prevenir las metástasis y mejorar la supervivencia en ratones con cáncer de páncreas y podría conducir a una nueva forma de tratar a los pacientes, según un estudio de investigadores del cáncer del Colegio de Médicos y Cirujanos Vagelos de la Universidad de Columbia y del Centro Oncológico Integral Herbert Irving y con colaboradores de la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos).

Cuando a los pacientes se les diagnostica por primera vez un cáncer de páncreas, éste suele haberse extendido a otros órganos. Debido a estas metástasis, casi todos los pacientes sucumben al cáncer en el plazo de un año tras el diagnóstico, pero no existen fármacos para prevenir la metástasis.

En un esfuerzo por encontrar tratamientos, estos científicos investigaron una hormona llamada PTHrP. Aunque la PTHrP (proteína relacionada con la hormona paratiroidea) suele ser muy activa en los pacientes con cáncer de páncreas, su papel en la metástasis no estaba claro.

En su trabajo, publicado en la revista 'Cancer Discovery', manipularon primero los niveles de PTHrP en ratones con cáncer de páncreas. La eliminación de la PTHrP en los ratones (mediante ingeniería genética o con un anticuerpo dirigido a la hormona) no solo eliminó la metástasis y mejoró la supervivencia global, sino que también redujo drásticamente el tamaño de los tumores iniciales en el páncreas.

Incluso en ratones con una forma muy agresiva de cáncer de páncreas, el aumento de la supervivencia fue espectacular, pasando de una media de 111 días a 192 días, con una eliminación casi completa de las metástasis. El aumento del 73 por ciento en la supervivencia, según los investigadores, es uno de los mayores observados en ratones con este tipo de cáncer de páncreas, que se asemeja mucho a los cánceres humanos.

Los sorprendentes resultados en ratones llevaron a los investigadores a probar los anticuerpos anti-PTHrP en células de cáncer de páncreas humano. Los resultados de estos experimentos también fueron alentadores: En los organoides tridimensionales derivados de pacientes con cáncer de páncreas bajo un protocolo aprobado por el IRB, los anticuerpos anti-PTHrP redujeron en gran medida el crecimiento y la viabilidad de las células.

ATAQUE DOBLE CONTRA EL CRECIMIENTO CELULAR Y LA METÁSTASIS

Los investigadores afirman que la PTHrP ataca al cáncer de páncreas de dos maneras. Reduce la capacidad de las células tumorales de pasar de un estado epitelial a un estado mesenquimal, lo que es necesario para la creación de nuevas metástasis. Además, el tratamiento de la PTHrP impide el crecimiento de los tumores primarios y secundarios.

"Creemos que estos resultados proporcionan una sólida base para seguir desarrollando la terapia contra la PTHrP con vistas a los ensayos clínicos", afirma Rustgi, quien añade que el anticuerpo utilizado en el estudio tiene el potencial de ser utilizado en personas.

"Tenemos la esperanza de que un fármaco dirigido a la PTHrP pueda utilizarse para tratar a la mayoría de los pacientes con cáncer de páncreas, porque la gran mayoría tiene tumores con altos niveles de PTHrP. También existe la posibilidad de aplicarlo a otros tipos de cáncer", añade al respecto.

POTENCIAL CON OTROS CÁNCERES

Los investigadores empezaron a analizar la PTHrP porque su gen suele amplificarse cuando otro gen cercano, el KRAS, se amplifica. KRAS está reconocido desde hace tiempo como un gen promotor del cáncer de páncreas y de otros tipos de cáncer.

Para los pacientes, esto puede significar que las terapias anti-PTHrP pueden tener potencial en otros cánceres que se sabe que albergan amplificaciones de KRAS. Para los investigadores, el hallazgo también sugiere que es necesaria una búsqueda más amplia de los genes causantes del cáncer.

"Creemos que la PTHrP puede haber sido pasada por alto anteriormente como un mero gen pasajero coamplificado con KRAS, pero nuestro estudio muestra que la PTHrP tiene sus propias funciones promotoras de tumores. Sugiere que otros de los llamados genes 'pasajeros' pueden tener papeles más importantes en el cáncer de lo que pensábamos inicialmente y deberían ser examinados más de cerca", dice Pitarresi. Rustgi señala que "podría abrir la puerta a terapias combinadas para atacar la vía de KRAS con un anticuerpo contra la PTHrP".

Contador

Para leer más