Científicos logran reprogramar células para controlar infecciones

Publicado 12/07/2019 18:23:22CET
Linfocitos CD8 (rojos) de pacientes controladores de VIH en contacto con células CD4 (verdes) infectadas con VIH. Los núcleos celulares están en azul. En rosa, una molécula citotóxica secretada por las células CD8 para destruir las células CD4.
Linfocitos CD8 (rojos) de pacientes controladores de VIH en contacto con células CD4 (verdes) infectadas con VIH. Los núcleos celulares están en azul. En rosa, una molécula citotóxica secretada por las células CD8 para destruir las células CD4.ANASTASSIA MIKHAILOVA / INSTITUT PASTEUR

MADRID, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

Científicos del Institut Pasteur de Francia han logrado reprogramar células para controlar infecciones como el VIH, según han publicado en la revista 'Nature Metabolism'.

Algunas personas tienen la capacidad de controlar el VIH naturalmente, sin tratamiento, si bien en un uno por ciento de los pacientes no se puede detectar la multiplicación del virus en la sangre después de más de 10 años de infección sin tratamiento.

En 2007, los científicos del Instituto Pasteur describieron la extraordinaria actividad antiviral de los linfocitos CD8 de estos pacientes, los cuales son capaces de destruir rápidamente las células CD4 infectadas.

Los científicos continuaron su investigación con el objetivo de identificar las características específicas de estas células para que pudieran conferir las mismas características a las células de los sujetos no controladores.

De esta forma, los científicos comprobaron que las células CD8 anti-VIH en los controladores no solo tienen un enorme potencial antiviral, sino que también están programados para sobrevivir, mientras que en los no controladores, el programa celular los predispone al agotamiento y la muerte celular.

Las células CD8 de los controladores utilizan una variedad de recursos metabólicos, que se basan en la energía suministrada por sus mitocondrias, lo que permite a las células sobrevivir en condiciones de estrés. A la inversa, las células de los no controladores dependen de una única fuente de energía (glucosa) y tienen una actividad mitocondrial limitada.

En el laboratorio, los científicos lograron estimular la actividad mitocondrial en las células anti-VIH de los no controladores. Para ello, usaron una sustancia secretada por el sistema inmunitario conocida como interleucina 15 (IL-15) para estimular la actividad mitocondrial de las células no controladoras y aumentar su potencial anti-VIH.

"Nuestra investigación muestra que incluso si las células CD8 anti-VIH de los no controladores son relativamente ineficaces en comparación con las de los controladores, las diferencias pueden superarse", han dicho los expertos.

Contador