Publicado 17/09/2021 13:16CET

Centro Médico Teknon, pionero en un sistema de fijación de columna en pacientes no aptos para cirugía abierta

Equipo de neurocirujanos Neuroinstitut Oliver & Asociados, ubicado en el Centro Médico Teknon de Barcelona.
Equipo de neurocirujanos Neuroinstitut Oliver & Asociados, ubicado en el Centro Médico Teknon de Barcelona. - CENTRO MÉDICO TEKNON

MADRID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

El equipo de neurocirujanos Neuroinstitut Oliver & Asociados, ubicado en el Centro Médico Teknon de Barcelona, ha sido pionero en el uso de un sistema de fijación y estabilización de la columna mínimamente invasivo para pacientes que no son aptos para someterse a una cirugía abierta que repare su problema de columna.

"Habitualmente, en las cirugías se abre toda la columna y se opera. Con este sistema de fijación se puede utilizar el robot Mazor, que tiene una alta precisión y muy poca radiación para el paciente. Lo que hacemos son mínimas incisiones y ponemos un sistema de tornillos y barras", explica el neurocirujano de Neuroinstitut, Nnamdi Elenwoke. Gracias a esto, el dolor postoperatorio disminuye, al igual que la cantidad de sangre que pierde el paciente. "Y en muchos casos se reduce el tiempo de cirugía y la anestesia utilizada", añade el neurocirujano.

Según explica este experto, esta tecnología se aplica en diferentes patologías de columna. Por ejemplo, los que tienen enfermedad degenerativa de disco lumbar y también dorsal o casos de espondilolistesis. "Lo utilizamos también en fracturas o luxaciones por accidente de tráfico, en estenosis del canal lumbar, y en pacientes con curvatura de columna, como escoliosis", detalla Elenwoke.

El equipo de neurocirujanos de Neuroinstitut Oliver & Asociados es pionero en España en el uso de este sistema, que, a diferencia de otros, es muy fácil de utilizar para los cirujanos. "Uno de los problemas que tenemos los cirujanos con estos sistemas es su elevada curva de aprendizaje", apunta el doctor Nnamdi Elenwoke.

La precisión de esta tecnología es prácticamente del 100 por ciento, según destaca el doctor, gracias al uso del sistema de neuronavegación con O-ARM para una buena colocación de los tornillos. "Con este sistema se detectan los errores y se corrigen en vivo, durante la propia cirugía", indica el neurocirujano.

Gracias a su precisión, desde que se comenzase a usar hace un año, no se ha tenido que llevar a cabo ninguna reintervención. Según informa el especialista, se ha aplicado sobre todo en casos de fracturas por accidentes o caídas. Con todo, tiene una serie de contraindicaciones, como infecciones o inflamaciones activas. Asimismo, no es válido en pacientes con obesidad mórbida, embarazo, enfermedad mental o sospecha de alergia o intolerancia a los tornillos, entre otros.