Los seguros médicos aumentan un 3% sus ingresos hasta los 1.303 millones pese a la crisis

Actualizado 16/05/2011 12:01:28 CET
Cirugía-quirófano-cirujanos
EP/GVA

Uno de cada cuatro catalanes tienen un seguro y el sector registra récords anuales de negocio

BARCELONA, 16 May. (EUROPA PRESS) -

Los ingresos por primas declaradas de todas las entidades que ofrecen seguros médicos en Cataluña aumentaron hasta los 1.303 millones de euros en 2010, lo que representa un 3,08% más que el año pasado y la consolidación de un sector en crecimiento continuado durante los últimos años, pese a la crisis económica.

Según datos de la Memoria de 2010 de las aseguradoras sanitarias, elaborada por la Conselleria de Salud de la Generalitat y a la que ha tenido acceso Europa Press, durante el año pasado el número personas con algún tipo de seguro médico también creció hasta las 1.907.125, unas 17.000 personas más que en 2009.

Desde 2004, y tomando como referencia el informe que se realiza anualmente, los seguros sanitarios han aumentado la cobertura en cerca de 250.000 personas y el negocio ha crecido un 30%, lo que en números absolutos representa 396 millones de euros y representa que uno de cada cuatro catalanes tienen algún tipo de cobertura sanitaria.

El sector de los seguros dentales experimentó un crecimiento todavía mayor durante el año pasado, cuando hasta 392.412 personas pagaron alguna póliza --un 11,9% más que el año anterior-- y las primas declaradas alcanzaron la cifra de 20,09 millones de euros --un 7,4% más--.

Del total de personas con algún tipo de cobertura sanitaria, el 88,1% tiene una póliza de asistencia sanitaria con prestación de servicios, el 4,1% tiene una póliza mixta y el 7,8% tiene una de reembolso.

Más de 40 entidades ofrecen sus seguros en el ámbito de la salud en Cataluña, de las que Asistencia Sanitaria Colegial, Sanitas, Adeslas y DKV Seguros son las únicas con un volumen de primas declaradas por encima de los 100 millones de euros.

MENOS GASTO PÚBLICO

La alta proporción de ciudadanos en Cataluña con seguro médico privado en comparación con el conjunto de España permite que, con un gasto sanitario público por debajo de los 1.300 euros por persona y año se consigan resultados finales similares a los de comunidades autónomas que destinan más de 1.500 euros, como es el caso de Asturias, Navarra, Extremadura y País Vasco.

El conseller de Salud, Boi Ruiz, aseguró al poco de ocupar el cargo que, sin la aportación de estos seguros médicos, la situación de la sanidad catalana sería "dramática", al mismo tiempo que aplaudió el esfuerzo complementario de unos ciudadanos que, con sus aportaciones privadas, permiten al sector público gastar menos.