Los sanitarios del ICS trabajan un 5% menos para ahorrar 42,6 millones

Actualizado 23/07/2012 14:15:52 CET
- GENERALITAT DE CATALUNYA

BARCELONA, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los trabajadores del Instituto Catalán de la Salud (ICS) trabajaron un 4,47% de horas menos en 2011 con el fin de ahorrar 42,69 millones de euros, en el marco del primer ajuste presupuestario de la partida sanitaria de la Generalitat.

Además, se redujeron en 7,9 las horas de baja por enfermedad, como detalla el conseller de Salud del Govern, Boi Ruiz, en una respuesta parlamentaria a propuesta de ICV-EUiA, a la que ha tenido este sábado acceso Europa Press.

El conseller no responde sobre el número de bajas sustituidas, y ha explicado que las coberturas necesarias en los centros del ICS a menudo se realizan con refuerzos que cubren indistintamente vacaciones, bajas o permisos.

El Hospital Vall d'Hebron de Barcelona es el que registró una mayor reducción de horas trabajadas, con 471.930, por ser el complejo hospitalario más grande de Catalunya, seguido del de Bellvitge, en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), con 428.787 horas.

El personal del Joan XXIII de Tarragona redujo sus horas de trabajo en 182.028, el del Josep Trueta de Girona en 163.073, el Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona) en 86.846, el Arnau de Vilanova de Lleida en 72.264 y el de Viladecans (Barcelona) en 72.264.

Según han informado a Europa Press fuentes del ICS, el citado año los 400 centros de atención primaria (CAP) y ocho hospitales de la organización requirieron una menor cantidad de personal de refuerzo debido al cierre de algunos puntos de urgencias y a la concentración territorial de actividad en centros de atención continuada.

En este último punto también cabe tener en cuenta el funcionamiento a medio gas de los hospitales durante el verano y puentes, en que han cerrado quirófanos y consultas externas, aunque prosiguió con normalidad la atención a urgencias, enfermos graves y de cáncer.

En 2012, el ICS cuenta con un presupuesto de 2.727 millones, un 1,6% menos que el año pasado, en que recortó 300 millones de euros tras reducir un 4,9% su presupuesto respecto al año anterior, con 2.771 millones de euros, el primer descenso en su historia.