Actualizado 03/03/2011 19:11 CET

La sanidad pública catalana perderá 4.000 puestos de trabajo, según UGT

BARCELONA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

La sanidad pública catalana perderá cerca de 4.000 puestos de trabajo por la bajada de actividad anunciada por el conseller de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz, con motivo del recorte de 1.000 millones de euros del presupuesto sanitario, ha señalado el sindicato UGT de Cataluña.

El cálculo del sindicato se refiere sólo a los trabajadores de la red pública del Instituto Catalán de la Salud (ICS), que cuenta con una plantilla de unos 40.000, mientras que en el sector concertado se darán expedientes de regulación de ocupación en las distintas entidades, según UGT.

A su juicio, la "grave pérdida" de profesionales de la sanidad pública supondrá un aumento de las cargas de trabajo y de las jornadas laborales.

"La Generalitat quiere hacer una reducción del presupuesto de la sanidad a costa de sus trabajadores, los cuales ya sufrieron un reajuste salarial el año pasado, y de las condiciones laborales", ha criticado UGT.

La central sindical ha lamentado que estas medidas supondrán "sin duda" un empeoramiento de la calidad asistencial de la sanidad pública catalana, que acabarán sufriendo los ciudadanos.

El sindicato ha rechazado que estos recortes se hagan, como defiende el conseller, para "garantizar la sostenibilidad del sistema".