Salud trabaja para garantizar la asistencia a rentas superiores de 100.000 euros

Actualizado 03/09/2012 18:33:21 CET
EUROPA PRESS

BARCELONA, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Salud de la Generalitatde Cataluña trabaja para garantizar la asistencia sanitaria a las personas que cobran rentas superiores a los 100.000 euros, mediante un convenio con estos afectados, que con el decreto del Gobierno central quedarían excluidos de la asistencia, según ha informado el conseller Boi Ruiz.

En declaraciones a TV3 recogidas por Europa Press, Ruiz ha defendido que estas personas tienen derecho como todo el mundo a la asistencia sanitaria: "Será con estos que haremos un convenio para que sean atendidos".

A su juicio, "no tienen sentido que unos altos contribuyentes que ganan más de 100.000 euros queden excluidos del sistema sanitario público".

En declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Europa Press, Ruiz ha tachado de "chapuza" el sistema de regulación de las tarjetas sanitarias, que ha criticado que "establece condiciones innecesarias".

"En vez de hacer una autopista han hecho treinta carreteras; habría sido más fácil establecer que todo español tiene directamente tarjeta sanitaria y no nos complicamos tanto la vida", ha opinado el conseller.

Ha recordado que la Generalitat garantiza atención sanitaria a las 600.000 personas --8% de la población catalana-- que según el nuevo Real Decreto estatal que entra en vigor el sábado deberían quedar excluidas del acceso al sistema sanitario público no urgente.

MISMA ATENCIÓN

Este grupo seguirá manteniendo la misma atención y prestaciones sanitarias si lleva más de un año en Catalunya, y serán las personas que acaben de llegar quienes deban acreditar una estancia en el país de más de tres meses para acceder a una tarjeta sanitaria alternativa que garantizará el acceso al médico de familia hasta que se cumpla el año de residencia, cuando ya se podrá acceder al especialista.

El conseller ha recordado que los 600.000 excluidos catalanes del decreto central no verán variadas sus condiciones de atención en el plazo de seis meses, en que recibirán una carta o una petición de actualización de datos cuando vayan al centro de atención primaria (CAP).