Actualizado 25/01/2011 19:34:38 +00:00 CET

Cataluña.- Salud admite la muerte de un paciente tras la mala administración de un anestésico

BARCELONA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Salud de la Generalitat de Cataluña ha admitido este martes la muerte de un paciente tras la mala administración de un anestésico compartido con otros cuatro enfermos, que se contaminó antes de ser inyectado, durante una endoscopia digestiva, ha confirmado a Europa Press la subdirectora general de Farmacia y Productos Sanitarios del Govern, Neus Rams.

A consecuencia de la contaminación del fármaco multidosis, el agente anestésico Propofol, los cinco pacientes de distintas edades sufrieron un brote de bacteremia, lo que provocó la muerte de uno de ellos.

Rams también ha notificado la existencia de "incidentes" relacionados con transmisiones del virus de la hepatitis C por la contaminación de un anestésico, que también fue utilizado para otro paciente por error.

Dados los hechos, de los que se desconoce el centro médico en los que han tenido lugar, la Dirección General de Regulación, Planificación y Recursos Sanitarios ha advertido a los profesionales sanitarios de la necesidad de extremar las medidas de precaución.

Rams ha insistido en que los hechos son aislados y son comunicados directamente a la comunidad médica para que no se vuelvan a repetir.

Los fármacos multidosis, ha remarcado Rams, deben ser utilizados para el mismo paciente, pero dada la magnitud del bote se corre el riesgo de que puedan ser utilizados para más de uno.

El Propofol es una emulsión que contiene lípidos sin conservantes antimicrobianos --lo que puede permitir un rápido crecimiento de microorganismos--, debe conservarse por debajo de los 25 grados y se debe extraer de forma aséptica con una jeringuilla estéril o un equipo de administración inmediatamente después de abrir el bote.

Cualquier parte sobrante después de su uso debe ser rechazada, y el envase no es apto para uso múltiple, recuerda Salud.