Cataluña.- Los principales hospitales catalanes cerrarán un total de 800 camas durante el verano

Actualizado 18/05/2011 12:26:47 CET
HOSPITAL VALL D'HEBRON

BARCELONA, 18 May. (EUROPA PRESS) -

Los hospitales Vall d'Hebron y Clínic de Barcelona, Bellvitge, en L'Hospitalet de Llobregat, y Viladecans (Barcelona) cerrarán una suma de 800 de camas entre junio y septiembre en aplicación de los recortes del ámbito sanitario, según ha informado el sindicato CGT.

En un comunicado, el sindicato ha detallado los distintos planes que los directores hospitalarios han comunicado a las juntas de personal, y ha especificado que en el caso del Hospital de Bellvitge se cerrarán 15 unidades y 286 camas entre el 30 de julio y hasta el 1 de septiembre.

En junio, se cerrarán 79 camas, y entre el 17 de septiembre y el 3 de octubre, 218 camas y nueve unidades, según los datos más actualizados del sindicato.

En el Hospital Vall d'Hebron, uno de los pocos en que se ha conseguido el reto de recortar casi un 10 por ciento del presupuesto ordenado por la Conselleria, se cerrarán 312 camas en junio, 349 en julio, 378 en agosto y 350 en septiembre, ha explicado el delegado de CGT, Julián Rosselló.

De todas formas, el sindicato ha explicado que el hospital ha cerrado enn abril 56 camas de forma definitiva, quedándose con un total de 1.095, frente a las 1.151 con las que contaba hasta ahora.

Rosselló ha criticado que la dirección del hospital ya ha empezado a aplicar las medidas del plan de sostenibilidad, y según los datos facilitados por el gerente en una reunión el 4 de abril ha apuntado una reducción de 2.600 intervenciones menos.

Por ende, se reducirá la plantilla actual de quirófanos en unas 18 personas, y durante los meses de verano se cerrarán siete quirófanos del Área general, tres de Traumatología y seis de Maternoinfantil.

Todo ello supondrá 560 contratos menos durante el verano, 33 contrataciones anuales que no se renovarán y una disminución de la contratación de unas 800 personas en Vall d'Hebron.

Actualmente, ya se está aplicando una reducción del 50 por ciento del dinero destinado a formación continuada, una reducción de los permisos sin sueldo, el gasto energético, material, farmacia, limpieza y hotelería.

En el Hospital Clínic, se prevé el cierre de entre 50 y 100 camas, además del ya consumado cierre de las urgencias de la calle València,

El centro reducirá una media del 40 por ciento las operaciones de prótesis y los programas relativos a intervenciones de obesidad, rodilla, lipodistrofia y de cambio de sexo.

Las operaciones de obesidad mórbida se reducirán un 35% este año --pasando de 200 a 130--; las de rodilla bajarán un 31,61% --de 775 a 530--; las de secuelas de obesidad mórbida, un 48,15% --de 54 a 28--; las de lipodistrofia facial un 30% --de 200 a 140--, y las de cambio de sexo caerán a la mitad --de 30 a 15 en total--.

Por otra parte, las operaciones relacionadas con la implantación de 'stents' recubiertos se reducirán un 18,68% --de 862 a 701--, y las prótesis de cadera bajarán un 38,62% --de 246 a 141--.

Por otra parte, también bajarán las endoscopias intervencionaistas un 27,47% -- de1.820 a 1.320--, a lo que Molina se ha mostrado muy indignada porque estas pruebas se utilizan para descartar dolencias graves, como tumores y úlceras de estómago.

Según el plan, también se va a reducir el uso de las técnicas de neurorradiología, las pruebas del sueño, la terapia fotodinámica, las rehabilitación y las arritmias por ablación.

En el Hospital de Viladecans, se han cerrado un 22 por ciento de las camas de hospitalización, y los trabajadores han detectado una reducción de las intervenciones quirúrgicas que no han podido cuantificar por la falta de diálogo con la dirección del centro, ha criticado el sindicato.