Actualizado 03/03/2011 19:42 CET

La patronal sanitaria no descarta expedientes de regulación

BARCELONA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las patronales La Unió y el Consorcio de Salud y Social de Cataluña (CSC) han mostrado este jueves su "preocupación" por el "inédito" recorte de 1.000 millones de euros que afectará al ámbito sanitario, que podrían provocar expedientes de regulación de ocupación (ERO) en algunos centros sanitarios concertados.

En declaraciones a Europa Press, el director general del CSC, Ramón Cunillera, ha subrayado la "importante dimensión" del recorte, que ha asegurado que hará caer hasta un "7 por ciento de media" la actividad asistencial; ya en algunos casos será un mínimo del 3 por ciento y en otros será más, ha especificado Cunillera.

Tras la reunión que mantuvieron este miércoles un centenar de directivos de la cuarentena de hospitales públicos en Cataluña, con el conseller Boi Ruiz, Cunillera ha destacado la "dificultad" de soportar una reducción del 2 por ciento de los precios que pagará Salud por los mismos servicios.

"Habrá que hacer menos cosas con menos recursos, y esto habrá que ver cómo se hace con los puestos de trabajo" para que se pierdan los "menos posibles", ha indicado.

Por su parte, la directora general de La Unió, Helena Ris, también ha constatado "preocupación" por los recortes y eventuales expedientes en algún caso; "porque nadie nos puede asegurar que no suceda".

Con todo, ambas patronales, que han resaltado lo "inédito" de las medidas, han manifestado su compromiso para que los efectos de las concreciones "repercutan lo menos posible en los centros".

"Intentaremos dar apoyo a los centros para que puedan salir adelante", ha asegurado Ris, que ha considerado que en el ámbito farmacéutico todavía queda "margen" para reducir precios y generar ahorro.

Sobre la misma materia, Cunillera ha argumentado que los márgenes de recorte en farmacia son mayores en Atención Primaria, porque en hospitalaria existen unas guías terapéuticas sobre los fármacos, que tienen en cuenta las últimas innovaciones en el mercado, para dispensar a los pacientes.

Tras los anuncios de esta semana, ahora toca esperar a que la Conselleria de Salud de la Generalitat comunique a los hospitales los programas que quiere centralizar en pocos centros, para que todos ellos puedan tener un precontrato sobre la actividad que deben llevar a cabo este año.

El objetivo es que desde abril puedan acometer las reformas, las medidas de choque y también las estructurales, para generar un recorte que permitirá subsanar el déficit de 850 millones que adolece el sistema sanitario.