Actualizado 03/01/2011 13:04 CET

Cataluña.- El nuevo Govern reconoce que la ley antitabaco a plazos ha perjudicado a los hosteleros

El conseller Boi Ruiz asegura que "no es serio" legislar por entregas

BARCELONA, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

El nuevo conseller de Salud de la Generalitat de Cataluña, Boi Ruiz, ha afirmado este lunes que el sector de la hostelería tiene "toda la razón" cuando se queja por la instauración de una ley antitabaco "por entregas" que les invitaba a realizar reformas para habilitar espacios exclusivos para fumadores que ha negado cuatro años después, y ha avanzado que el Govern le trasladará al Gobierno el "gran error".

En declaraciones a la emisora Rac1 recogidas por Europa Press, Ruiz ha afirmado que desconoce cómo se puede compensar a los propietarios de bares y restaurantes que hicieron las reformas con la entrada en vigor de la primera ley antitabaco en 2006, si bien ha señalado que las competencias recaen en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y no en el nuevo ejecutivo catalán.

"Tienen toda la razón del mundo en quejarse de que esta ley por entregas les ha perjudicado económicamente", ha subrayado el conseller, si bien ha descartado que la prohibición de fumar se vaya a traducir en una menor recaudación o en un pérdida de clientes.

Ruiz ha añadido que se debería "erradicar" la legislación por entregas porque supone una práctica "muy mala" y "no es serio" desde el punto de vista de la seguridad jurídica de un país. "Si una ley es dura nos tenemos que poner rojos el primer día", ha precisado.

En cualquier caso, el nuevo titular de la cartera de Salud en el gobierno de Artur Mas ha precisado que el momento económico actual no permite crear "expectativas" sobre la posibilidad de una compensación económica a los hosteleros que sí hicieron las reformas.

Ruiz también ha reconocido que existe una "doble moral" sobre el gravamen que se impone al tabaco, aunque ha insistido en las bondades de una prohibición total en los espacios públicos por los beneficios en la salud que entraña.

CUMPLIMIENTO AMPLIO

El conseller ha asegurado que durante las primeras 24 horas de aplicación de la nueva norma en Cataluña no se ha producido "ninguna alteración" en bares y restaurantes, y "ningún fumador ha forzado la situación", por las noticias que hasta el momento ha recibido.

De todos modos, ha recordado que los propietarios de los locales pueden acogerse al derecho de admisión con los fumadores, e incluso cursar una denuncia en caso de que alguien se resista. Para ello ha garantizado que la Salud también habilitará un espacio en su web para la presentación de quejas vía Internet.

Ruiz ha opinado que la sociedad es "suficiente madura" como para cumplir la nueva ley sin problemas, aunque su cumplimiento será más complicado en espacios abiertos como entradas a recintos hospitalarios y escolares porque son ámbitos "muy difíciles de controlar".

Sobre la realización de las inspecciones reglamentarias, ha asegurado que éstas mantendrán la "misma dinámica" de las que ya se venían realizando, y ha apostado por que la "presión" de la sociedad será la mejor garantía del cumplimiento de la normativa, antes que la imposición de multas.