Gerentes hospitalarios reclaman aplicar "sin urgencia" la mitad las medidas de choque

Actualizado 14/04/2011 17:09:23 CET

BARCELONA, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los gerentes hospitalarios del Consorci de Salut i Social de Catalunya (CSC), patronal que representa a la mayoría de hospitales comarcales y centros de atención primaria (CAP) y sociosanitarios y atiende a más de la mitad de la población catalana, han reclamado aplicar "sin urgencia", después de las elecciones locales, la mitad de las medidas de choque ordenadas por la Conselleria de Salud para evitar errores irreparables.

Tras una reunión en la sede de la patronal, los gerentes han evidenciado su "profunda preocupación" por el malestar generado por los recortes, de un 10 por ciento de media en los hospitales, y han asegurado que con las medidas de gestión y reordenación interna para la reducción del gasto podrían cubrir como máximo un 5 por ciento de la bajada de ingresos, siendo imposible el resto de una forma urgente.

Teniendo en cuenta que esta reducción ya generará problemas en la percepción de los usuarios y de los profesionales, ven asumible aplicar tan solo la mitad de la reducción ordenada "sin afectar aspectos fundamentales relacionados con la calidad de las prestaciones".

En este contexto, han observado que el segundo tramo de los objetivos de ahorro presupuestario se puede alcanzar, si bien lo han visto del todo imposible en el "estrecho margen temporal" que se está exigiendo.

Para abordar el tijeretazo en su totalidad, han constatado que requieren un conjunto de medidas de carácter estructural para el sistema, y "la precipitación en su diseño y aplicación pueden significar cometer errores de consecuencias graves e irreparables", además de un enorme desgaste de los profesionales, de los gestores y un impacto negativo en la ciudadanía.

Por todo, han insistido en abordar la segunda mitad de los requerimentos presupuestaris a otro ritmo, sin urgencia, de forma pactada y razonada.

Los gerentes se han mostrado convencidos de la necesidad de abordar reformas estructurales en el conjunto del sistema público de salud, y han planteado que después de las elecciones locales del 22 de mayo el resto de comunidades necesitarán abordar reformas que permitirán tratar algunas a nivel estatal.

El alcalde de Olot (Girona), Lluís Sacrest, se negó este miércoles a realizar el recorte del 8 por ciento, que reclama la Conselleria de Salud al Hospital Sant Jaume de Olot, en calidad de presidente del patronato del centro.