Actualizado 24/01/2011 13:27 CET

La Generalitat anuncia una "reforma" de los ambulatorios para que asuman más pacientes

El conseller de Salud, Boi Ruiz.
GENERALITAT/EP

BARCELONA, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz, ha anunciado una "reforma" de los centros de Atención Primaria (CAP), que asumirán más demanda y se convertirán en epicentro importante del cambio de organización del sistema sanitario en aras del ahorro y la optimización de recursos.

En declaraciones a TV3 recogidas por Europa Press, Ruiz ha destacado que la reorganización profunda del ámbito de la primaria se hará con "prisa y premura" para que la nueva fórmula sea efectiva en dos años como pronto.

Se trata de "un conjunto de medidas que no tendrán un resultado inmediato", no prevén la expulsión de ningún trabajador del sistema sanitario y quieren contribuir a "reforzar" los CAP para otorgarles un "mayor papel resolutivo", como han defendido numerosos informes, ha indicado el conseller.

En la nueva organización, los pacientes sufrirán menos derivaciones al hospital para someterse a pruebas o a la visita con especialistas.

De esta manera, se intentará que las pruebas diagnósticas se puedan hacer desde el ámbito de la privada y que el médico de familia esté respaldado por los especialistas.

Por ejemplo, un paciente que acuda al médico por una mancha en la piel no será derivado directamente a un dermatólogo, sino que será el mismo médico quien muestre una imagen de la citada mancha al especialista, quien a su vez decidirá si es necesario visitar personalmente al paciente o no.

"Hemos de ganar confianza y tiempo", también para evitar la saturación de casos de urgencias en los hospitales: "Debemos acercar al paciente más a la atención primaria que al hospital".

Se trata más de una "reingeniería", que de recortes; es una "revolución de cómo hacer las cosas de otra forma sin inventar nada", ha apostillado Ruiz, que ha sido contundente respecto al modelo actual: "Reiniciaremos un sistema distinto de gestión sin renunciar al actual".

En esta línea, ha recordado su apuesta de centralizar los servicios especializados de los hospitales, mediante alianzas estratégicas, y de forma que "no todos los hospitales hagan de todo".

Ruiz se ha mostrado confiado en que los cambios, para los que ha pedido paciencia en algunos casos, serán comprendidos en este nuevo contexto de crisis económica que se suma a un estado de infrafinanciación de la sanidad.

"Si el país decrece, el año que viene se van a tener que recortar más dinero de la sanidad", ha subrayado el conseller, que ha reiterado su defensa de las mutuas privadas en cuanto a que generan un ahorro en el sistema público de salud.

"Me parecen indocumentadas las posiciones de que esta defensa significa una privatización de la sanidad", ha respondido a aquellos que critican esta postura.