Actualizado 07/04/2010 14:38 CET

Cataluña.- Un ambulatorio de Lleida ofrece terapia con perros a 70 ancianos con demencia

LLEIDA, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Centro de Atención Primaria (CAP) de los barrios Bordeta y Magraners de Lleida iniciará dentro de dos semanas sesiones de fisioterapia con perros a los ancianos con deterioro cognitivo, con demencia y con alteraciones en el equilibrio.

Según explicó a Europa Press la doctora Maylos Rodrigo, el objetivo es que puedan beneficiarse de las sesiones 70 de los 140 ancianos que acuden al ambulatorio. La terapia asistida con animales (TAA) es una técnica en la que perros adiestrados actúan como herramienta al servicio del terapeuta, convirtiéndose en un elemento motivador de la terapia.

El estudio se basa en la evaluación del programa TAA en población geriátrica, con deterioro cognitivo, variación en el nivel de comunicación y cambios en la marcha y equilibrio. Estos deterioros aumentan el riesgo de caídas, consideradas un problema de salud pública.

El programa requiere un ensayo clínico donde se evalúa el efecto de la TAA en dos poblaciones. El año pasado, Rodrigo ya trabajó con un grupo de pacientes de dos residencias geriátricas que pertenecen a la Fundación Adesma.

Ahora se suman pacientes que acuden al ambulatorio mayores de 74 años y con deterioro cognitivo. Para hacer la evaluación del proyecto se formarán dos grupos: uno de intervención en el se aplicará el programa de TAA y otro grupo control donde se realizará la misma terapia pero sin el animal.

Las sesiones tienen una duración de 60 minutos, semanales y divididas en grupos de entre 6 y 8 pacientes. Constan de una parte que busca potenciar la comunicación y las relaciones sociales entre los miembros del grupo y otra donde se trabajan aspectos de fisioterapia con diferentes ejercicios y pistas para mejorar la marcha/equilibrio. En total se realizan 12 sesiones.

Una médico de familia y dos enfermeras son las encargadas de llevar a cabo este programa. El animal es un perro adiestrado para la terapia, un animal capaz de estimular e interaccionar con las personas.

Los primeros resultados obtenidos en la fundación demuestran que una vez ha finalizado la intervención se nota una mejora en los pacientes. Por lo tanto, según Salud, la TAA resulta útil para mejorar la función física, social, emocional y cognitiva de ancianos, niños y personas con discapacidades o riesgo de exclusión social.