Casi la mitad de las 28 millones de muertes en 2015 se produjeron en situaciones de emergencia, según un estudio

Simulacro de emergencias
SEMERGEN - Archivo
Publicado 22/04/2019 16:49:26CET

MADRID, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

En 2015, cerca de la mitad de los 28 millones de muertes humanas en el mundo fueron el resultado de emergencias médicas, y la mayor parte de la carga recayó en los países más pobres, según un análisis estadístico de información de casi 200 países realizado por un investigador de la Johns Hopkins Medicine (Estados Unidos).

El análisis, publicado en la revista 'British Medical Journal Global Health', es uno de los primeros en identificar el alcance de la carga que las afecciones médicas de urgencia, que engloban lesiones, accidentes cerebrovasculares, ataques cardiacos e infecciones pulmonares, imponen en general y en países específicos. Es decir, todas aquellas que necesitan de intervenciones en cuestión de minutos u pocas horas para reducir la probabilidad de discapacidad y muerte.

En su estudio, comenzaron con datos de morbilidad y mortalidad que incluían más de 30 afecciones médicas de emergencia en 195 países. Los datos fueron extraídos de los estudios de 1990 y 2015 sobre la Carga Global de Enfermedad (GBD, por sus siglas en inglés), una base de datos de colaboración internacional de cientos de estadísticas sobre afecciones médicas que es de uso común entre los investigadores de todo el mundo.

Los resultados muestran un aumento del 6 por ciento en las muertes de adultos y niños debido a este tipo de emergencias entre 1990 y 2015. Durante el período de 25 años, la disminución más significativa se encontró en los países de ingresos medios-altos, y el nivel más bajo de disminución, entre 11 y 15 por ciento, en los países más pobres. En general, la carga de mortalidad de las emergencias médicas es entre cuatro y cinco veces mayor en los países de bajos ingresos de todo el mundo que en los países de altos ingresos.

A nivel mundial, las lesiones por accidentes, caídas y quemaduras (22 por ciento), ataques cardiacos (17 por ciento), infecciones pulmonares (11 por ciento) y accidentes cerebrovasculares (7 por ciento) constituyeron las principales condiciones de emergencia y enfermedades en 2015. Otras afecciones, como las enfermedades diarreicas y el paludismo, tienen una menor carga global, pero son más frecuentes en los países de bajos ingresos. El análisis también mostró que estas enfermedades afectan mucho más a los hombres que a las mujeres, y que la mitad de toda la carga de morbilidad de emergencia corresponde a personas menores de 45 años.

Los países con la menor carga de mortalidad y morbilidad en emergencias médicas son Bahrein, Israel y Kuwait, mientras que Chad, Níger y Malí tenían las mayores cargas. China, India y Estados Unidos, los tres países más poblados estudiados, ocuparon los puestos 64, 144 y 47 de 195, respectivamente, en términos de la carga más baja de enfermedades de emergencia. "El nivel de disparidad entre las naciones más ricas y más pobres es significativo y no debería ser aceptable para la comunidad mundial", detallan los responsables del trabajo.

Contador