Publicado 22/06/2021 15:13CET

Casi el 55% de los usuarios desconoce que la venta en Internet de productos de Ortopedia es ilegal

Archivo - Dependencia. Mujer mayor en silla de ruedas. Cuidades. Cuidadora.
Archivo - Dependencia. Mujer mayor en silla de ruedas. Cuidades. Cuidadora. - ISTOCK/VUKASS - Archivo

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El 54,9 por ciento de los usuarios de Ortopedia no tiene constancia de que es ilegal la venta en Internet de los productos de este tipo cubiertos por el Sistema Nacional de Salud, según el primer informe Índice de Confianza de los Usuarios de Ortopedia (ICUO), realizado por la Federación Española de Ortesistas Protesistas (FEDOP).

Por ello, la FEDOP advierte de la necesidad de concienciar a los usuarios de adquirir sus productos en los canales autorizados, es decir, ortopedias. Con todo, esta especialidad ha sido valorada por los usuarios habituales en esta encuesta con una media de un notable (7,7).

De hecho, para el 54,4 por ciento de los encuestados, el ortopeda es la primera opción ante cualquier duda acerca de sus tratamientos ortopédicos. De esta forma, muestran un alto grado de confianza tanto en la ortopedia como en su personal a la hora de mejorar su calidad de vida.

Los usuarios valoran en mayor medida la capacitación técnica del técnico ortoprotésico, la atención individualizada, su capacidad para escuchar sus necesidades, así como sus recomendaciones, es decir, sobre todo el trato humano, según el informe ICUO, al que han respondido 300 personas. Por tanto, a la hora de elegir una ortopedia, los usuarios valoran en primer lugar la implicación del profesional, seguido del servicio técnico, la recomendación, el servicio postventa y las instalaciones y equipamientos.

Por otro lado, destaca el gran valor que los usuarios dan a la adaptación individualizada de los productos ortoprotésicos, pues hasta el 77 por ciento de los encuestados la valora como "muy necesaria" en sus tratamientos para evitar otras dolencias (usuarios habituales de sillas de ruedas, productos de compresión u ortesis).

En este sentido, hasta el 72 por ciento sabe que los técnicos ortoprotésicos son profesionales sanitarios, mientras que el 28 por ciento no tenía constancia de ello, por lo que es importante reforzar este punto para aumentar, más si cabe, la confianza sobre las ortopedias.