Publicado 08/03/2021 17:39CET

Una CAR-T prolonga la remisión en pacientes con mieloma múltiple que han recaído varias veces

Archivo - Lesión Litica del modelo de Mieloma Múltiple/ CSIC
Archivo - Lesión Litica del modelo de Mieloma Múltiple/ CSIC - CSIC - Archivo

MADRID, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo tipo de terapia con CAR-T triplica con creces la duración prevista de la remisión en pacientes con mieloma múltiple que han recaído varias veces, según un ensayo clínico internacional liderado por la UT Southwestern Medical Center (Estados Unidos).

Los resultados del ensayo, publicados en la revista 'New England Journal of Medicine', fueron significativamente mejores que los observados con otras terapias disponibles para pacientes con mieloma muy recidivante y refractario que ya habían recibido las tres clases principales de tratamiento. Casi tres cuartas partes de los pacientes tuvieron al menos una respuesta parcial a la terapia. Alrededor de un tercio logró una remisión completa, con la desaparición de todo rastro de cáncer.

La mediana de tiempo sin que la enfermedad empeorara fue de 8,8 meses con este nuevo tratamiento, pero los autores señalan que los pacientes que recibieron la dosis máxima de células T manipuladas del ensayo experimentaron remisiones más prolongadas, lo que elevó la media a más de 12 meses. Anteriormente, pacientes similares tratados con las terapias disponibles actualmente tras múltiples recaídas sólo habían tenido una media de tres a cuatro meses de remisión antes de que su enfermedad volviera a aparecer.

"Tenemos pacientes que llevan más de dos años desde su única infusión de CAR-T y siguen en remisión a pesar de no tener otras opciones de tratamiento cuando se inscribieron en este ensayo. Los resultados marcan un verdadero avance con una profundidad y duración de las remisiones sin precedentes de lo que esperamos sea la primera opción de terapia celular disponible para los pacientes con mieloma. Aunque todavía no sabemos si algunos de estos pacientes pueden curarse, y muchos recaen en el plazo de uno o dos años, al menos puede hacer que muchos pacientes ganen tiempo hasta que estén disponibles otras opciones de tratamiento. La mayoría de los pacientes también tienen una buena calidad de vida con un riesgo relativamente bajo de sufrir efectos secundarios graves relacionados con las CAR-T", explica uno de los autores de la investigación, el doctor Larry D. Anderson Jr.

El mieloma múltiple, el segundo cáncer de sangre más frecuente, es un cáncer de células plasmáticas, un glóbulo blanco importante en el sistema inmunitario. El ataque de la enfermedad a la médula ósea hace que los pacientes corran el riesgo de sufrir infecciones mortales. Se diagnostica a más de 32.000 personas al año, y los afroamericanos tienen el doble de probabilidades que la población general de ser diagnosticados con esta enfermedad.

Actualmente se dispone de tres clases principales de tratamiento para el mieloma múltiple: los fármacos denominados inhibidores del proteasoma, los medicamentos para modular el sistema inmunitario y los tratamientos con anticuerpos. Entre las más de una docena de nuevas terapias para el mieloma aprobadas en la última década, la mayoría ofrece solo unos pocos meses de remisión a los pacientes con múltiples recaídas. Hasta ahora, la mayoría de los tratamientos inducen respuestas en sólo un tercio de los pacientes, y las remisiones completas son raras.

En este nuevo ensayo de fase 2 participaron 128 pacientes, de 18 años o más, que habían recibido previamente regímenes de las tres clases principales de tratamiento. Los pacientes recibieron una mediana de seis regímenes antimieloma anteriores; 120 se habían sometido a un trasplante de células madre. El ensayo clínico incluyó nueve centros en Estados Unidos, uno en Canadá y 10 centros en cinco países europeos.

Los participantes en el estudio tenían sus células T diseñadas para dirigirse a una molécula llamada antígeno de maduración de células B (BCMA) que solo se encuentra en las células plasmáticas y en las células del mieloma. Esta nueva terapia de células T para pacientes con mieloma se denomina idecabtagene vicleucel, o ide-cel. También se conoce como bb2121.

Las infusiones de las células modificadas iniciaron un periodo de hospitalización de dos semanas durante el cual los médicos vigilaron los posibles efectos secundarios, como la anemia; la neutropenia, un descenso de un tipo de glóbulos blancos; y la trombocitopenia, un descenso de las plaquetas. Aunque los recuentos sanguíneos bajos eran comunes, eran manejables, y otros efectos secundarios graves eran poco comunes.

"Una de las cosas buenas que vimos en este estudio fue que las tasas de toxicidades graves relacionadas con las células T CAR, llamadas neurotoxicidad y síndrome de liberación de citoquinas, fueron muy bajas en el mieloma múltiple en comparación con lo que hemos visto con las infusiones de células T CAR para linfomas. La mayoría de las personas tuvieron algunos efectos secundarios, pero la mayoría fueron de bajo nivel y manejables, y yo diría que esta terapia suele ser mucho mejor tolerada que un trasplante de células madre, por el que ya habían pasado la mayoría de estos pacientes", argumenta Anderson.

La terapia con CAR-T está actualmente aprobada para su uso sólo en linfomas y leucemias. Hay varios tratamientos diferentes para el mieloma en fase de ensayo clínico, pero este CAR-T es el primero en completar y publicar los datos de un ensayo de registro ante la agencia reguladora estadounidense. Sobre la base de estos resultados, las empresas farmacéuticas Bristol Myers Squibb y bluebird bio están intentando que se apruebe el ide-cel como tratamiento estándar para el mieloma recidivante, y se espera una decisión al respecto para finales de marzo. El ensayo fue financiado por bluebird bio y Celgene, una empresa de Bristol Myers Squibb.