Publicado 24/07/2020 18:16CET

Una CAR-T consigue resultados positivos contra un linfoma de Hodgkin en un ensayo clínico preliminar

Problema en lo ganglios
Problema en lo ganglios - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / RYANKING999 - Archivo

MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

La terapia celular CAR-T, que ataca las células cancerosas utilizando las células inmunológicas reprogramadas de una persona, se ha utilizado por primera vez para tratar un linfoma de Hodgkin con notable éxito, según los resultados de un ensayo clínico de fase temprana dirigido por investigadores del Centro de Cáncer Integral Lineberger de la UNC y del Colegio de Medicina Baylor en Houston (Estados Unidos).

El ensayo clínico, cuyos resultados se publican en 'Journal of Clinical Oncology', se diseñó para determinar la seguridad y eficacia del tratamiento en pacientes con linfoma de Hodgkin en recaída. Los investigadores demostraron que el tratamiento era seguro y altamente activo en pacientes con linfoma de Hodgkin recidivante/refractario. El tratamiento condujo a la desaparición completa del tumor en la mayoría de los pacientes tratados con la dosis más alta de terapia, y casi todos los pacientes obtuvieron beneficios clínicos después del tratamiento.

"Esto es particularmente emocionante porque la mayoría de estos pacientes tenían linfomas que no habían respondido bien a otras nuevas y poderosas terapias", explica, la autora principal del estudio, Barbara Savoldo.

Las células T del receptor de antígeno quimérico (CAR) son células T humanas, un poderoso tipo de célula inmune, que han sido cosechadas de un paciente y re-diseñadas genéticamente para reconocer las proteínas que se encuentran en las células cancerosas del paciente. Se reinfunden en el paciente para que circulen en la sangre durante meses como un 'medicamento vivo' para atacar las células cancerosas del paciente. En algunos casos, los pacientes son infundidos con células CAR-T hechas de células T proporcionadas por otros donantes.

Las terapias con células CAR-T en la última década han tenido un éxito sorprendente en algunos ensayos clínicos, y hasta ahora han sido aprobadas para tratar dos cánceres de la sangre, la leucemia linfoblástica aguda y el linfoma difuso de células B grandes. Estas terapias celulares CAR-T están diseñadas para atacar la proteína CD19, que se encuentra en las células malignas de estos cánceres. Inspirados por el éxito de las terapias celulares CAR-T contra estos cánceres, los investigadores han estado desarrollando la tecnología para su uso contra los cánceres que expresan otras proteínas asociadas al cáncer.

En los últimos años, estos investigadores han estado explorando el uso de las células CAR-T contra el linfoma de Hodgkin. Mientras que alrededor del 85 por ciento de los pacientes con linfoma de Hodgkin se curan o pasan muchos años libres de cáncer siguiendo los tratamientos estándar de quimioterapia y/o radioterapia, el resto no responde a la terapia estándar o sí responde pero experimenta una recaída del cáncer en pocos años. Muchos de estos pacientes refractarios/recidivantes pasan por años de tratamientos adicionales sin éxito, y terminan sin buenas opciones.

En un estudio piloto realizado en siete pacientes con linfoma de Hodgkin refractario/recidivante, publicado en 2017, los investigadores descubrieron que una terapia celular CAR-T dirigida a la proteína CD30 asociada a las células de Hodgkin parecía segura pero sólo producía respuestas modestas.

En el nuevo estudio, en el que participaron 41 pacientes, los investigadores utilizaron la misma estrategia celular CAR-T anti-CD30, pero agregaron un régimen de preacondicionamiento en el que los linfocitos existentes de los pacientes (una amplia familia de glóbulos blancos que incluye las células T) se agotaron en gran medida con los fármacos de quimioterapia antes de la adición de las células CAR-T.

Para leer más