La cantidad de peso recuperado del perdido tras la cirugía bariátrica ayuda a predecir los riesgos para la salud

Operación de obesidad con cirugía bariátrica y visión en 3D
HOSPITAL VIAMED MONTECANAL - Archivo
Publicado 18/10/2018 7:21:31CET

MADRID, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

Medir el porcentaje de peso recuperado después de la cantidad máxima de peso perdida tras la cirugía bariátrica puede ayudar a predecir el riesgo de varios problemas de salud graves de un paciente, según un estudio multicéntrico a largo plazo dirigido por investigadores de la Escuela de Postgrado de Salud Pública de la Universidad de Pittsburgh (UPMC, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos.

Los resultados, publicados este martes en 'JAMA', también encontraron que, mientras que en promedio los participantes del estudio alcanzaron la pérdida máxima de peso a los dos años posteriores a la cirugía, cuando alcanzaron ese hito variaron sustancialmente, con aproximadamente el 20 por ciento de los cuales continuaron perdiendo peso más de cuatro años después de la cirugía. No importa cuándo se produjo la pérdida de peso máxima, la tasa de peso recuperado fue mayor en el primer año después de la pérdida de peso máxima; lo que indica que la detección temprana y el tratamiento del aumento de peso pueden ser importantes.

"Los clínicos y los pacientes desean saber el grado de recuperación de peso después de la cirugía bariátrica y cómo puede afectar su salud. Sin embargo, la falta de una medida estándar de aumento de peso y un seguimiento variable ha dado lugar a resultados inconsistentes en todos los estudios --apunta la líder del estudio, Wendy C. King, profesora asociada del Departamento de Epidemiología de Salud Pública de Pittsburg--. Nuestro estudio ayudará a los médicos y pacientes a comprender la línea de tiempo, la magnitud y el impacto de la recuperación del peso, así como a realizar estudios adicionales sobre la mejor manera de evitar y controlar la recuperación del peso para obtener mejores resultados de salud".

King y sus colegas siguieron a 1.406 adultos que se habían sometido a una cirugía de bypass gástrico en Y de Roux, midiendo su peso un promedio de 8,3 veces en un periodo promedio de 6,6 años. Los participantes se inscribieron en la 'Evaluación Longitudinal de la Cirugía Bariátrica 2' (LABS-2) financiada por los Institutos Nacionales de la Salud estadounidenses, un estudio observacional prospectivo de pacientes sometidos a cirugía de pérdida de peso en uno de diez hospitales de Estados Unidos.

Además del porcentaje de pérdida de peso que se recuperó, el equipo consideró varias otras formas de caracterizar la recuperación de peso después de la pérdida de peso máxima, incluyendo como una medida el índice de masa corporal, el porcentaje del peso antes de la cirugía, el porcentaje del peso más bajo y el número de kilogramos recuperados. Para evaluar los resultados de salud, observaron la progresión de la diabetes, el colesterol alto y la presión arterial alta; y la disminución de la calidad de vida relacionada con la salud física y mental y la satisfacción con la cirugía.

Cuando cada una de las formas de medir la recuperación de peso se evaluó con respecto a cada uno de los resultados de salud, los investigadores encontraron que el porcentaje de peso máximo perdido tenía las asociaciones más fuertes con los diversos resultados de salud.

Para entender cómo calcular la recuperación de peso de esta manera, basta con tener en cuenta a alguien que perdió 150 libras (68 kilogramos) después de la cirugía bariátrica y luego recuperó 28 libras (12,7 kilogramos). Esa persona recuperó el 19 por ciento de su peso máximo perdido y ese nivel de recuperación de peso se asoció con un riesgo un 51 por ciento mayor de progresión de la diabetes y un 28 por ciento más de riesgo de disminución en la calidad de vida relacionada con la salud física, lo que indica que este nivel de recuperación de peso puede conducir a la progresión o desarrollo de varios problemas de salud.

IDENTIFICAR A PACIENTES EN RIESGO DE RECURRENCIA

"Nuestro estudio puede ayudar a los proveedores a identificar la mejor manera de calcular la recuperación de peso después de la cirugía bariátrica para identificar más específicamente a los pacientes con riesgo de recurrencia o un nuevo inicio de problemas de salud", afirma la autora principal, Anita P. Courcoulas, jefa de Cirugía bariátrica mínimamente invasiva en UPMC. "Destaca la importancia de un seguimiento cercano a largo plazo para ayudar a maximizar los resultados de peso y salud después de la cirugía bariátrica", añade.

En el primer año después de la pérdida de peso máxima, el 10 por ciento de los participantes experimentó progresión de la diabetes, 26 por ciento de colesterol alto y 46 por ciento de presión arterial alta. Se experimentó una disminución clínicamente importante en la calidad de vida relacionada con la salud física y mental en el 20 y el 28 por ciento de los participantes, respectivamente, y el 12 por ciento experimentó una disminución en su satisfacción con su cirugía para perder peso.

Cinco años después de la pérdida de peso máxima, la proporción de participantes con resultados de salud negativos aumentó al 35 por ciento para la diabetes, 68 por ciento para el colesterol alto, 72 por ciento para la presión arterial alta, 42 y 33 por ciento para la disminución de la calidad de la salud física y mental relacionada con la vida, respectivamente, y el 28 por ciento por disminución de la satisfacción con la cirugía.

Aunque la tasa de recuperación de peso disminuyó con el tiempo, los participantes continuaron recuperando peso durante todo el seguimiento de LABS-2, lo que indica que la recuperación de peso es algo a lo que los médicos deben prestar atención con el tiempo, y no simplemente medir en un tiempo estándar posterior a cirugía. Se necesita trabajo futuro para desarrollar herramientas para que los pacientes y los proveedores reconozcan y comprendan más fácilmente el impacto de la recuperación de peso, señalan los investigadores.

Para ayudar con este esfuerzo, crearon un complemento 'online' con cifras que muestran la recuperación de peso y la disminución en los resultados clínicos a lo largo del tiempo después de la pérdida de peso máxima. King observó que cinco años después de alcanzar la pérdida de peso máxima, los participantes mantuvieron, en promedio, el 73 por ciento de su pérdida de peso máxima. "Entonces, a pesar de la recuperación de peso, en general los pacientes son mucho más sanos después de una cirugía", concluye.