Cantabria.- La 4ª fase de Valdecilla incluirá un edificio soterrado de instalaciones y nuevas necesidades asistenciales

Actualizado 27/03/2012 14:45:58 CET
El Hospital Universitario Marqués De Valdecilla
EUROPA PRESS

Buruaga ve "más probable" un convenio para la financiación del hospital que su inclusión en los Presupuestos del Estado

SANTANDER, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

La cuarta fase del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla incluirá la construcción de un edificio soterrado de instalaciones y además dará respuesta a necesidades asistenciales no previstas, como las urgencias pediátricas.

Así lo ha anunciado este martes, a preguntas de la prensa, la consejera de Sanidad, María José Sáenz de Buruaga, quien también se ha referido a la financiación de Valdecilla por parte del Estado indicado que ve "más probable" un convenio que su inclusión en los Presupuestos Generales del Estado de este año.

Además, preguntada por la paralización de las obras del hospital, Sáenz de Buruaga ha señalado que se ha producido "otro imprevisto", en este caso las "diferencias de criterio técnico" por parte de la UTE adjudicataria (OHL, FCC y Ascan), que exige un modificado de la tercera fase que la Dirección no considera necesario.

Por lo que se refiere a la cuarta fase del plan director, la consejera ha explicado que las necesidades que se han detectado tienen "entidad suficiente" como para considerar una nueva fase ya que las "deficiencias" no permitirían el funcionamiento "correcto" del hospital.

Por ello, la Consejería ha encargado un estudio a la Dirección de Gestión de Valdecilla en el que se recojan las necesidades y dificultades, que permitirán "definir la envergadura y el calado" de esta cuarta fase, necesaria por la "nefasta gestión, improvisación y falta de control" del Gobierno anterior.

Sáenz de Buruaga ha adelantado que en esta cuarta fase abordará las interrelaciones entre las distintas fases, tanto técnicas como físicas, incluidas las comunicaciones físicas entre los edificios que conforman el plan director.

Así, la conexión de instalaciones y el "adecuado dimensionamiento" de las instalaciones para el "normal funcionamiento del hospital" pasarán por la construcción de un anillo y un edificio soterrado de instalaciones, ha avanzado.

En este sentido ha explicado que las instalaciones actuales están dimensionadas para la tercera fase pero sin los 20.000 metros cuadrados "inesperados, imprevistos" en el proyecto, con lo que habrá que "redimensionar y adecuar" las instalaciones para que "quede un conjunto".

Igualmente ha adelantado la posibilidad de incluir necesidades asistenciales no previstas en la tercera fase, como un servicio "tan necesario" como las urgencias pediátricas.

TODAVÍA SIN COMISIÓN

No obstante, Sáenz de Buruaga ha subrayado que la "prioridad ahora" es la financiación y el "impulso" de la tercera fase, aunque mientras tanto se vaya "haciendo la hoja de ruta" de la cuarta.

En este sentido, ha reiterado que "la prioridad del Gobierno" es la financiación "íntegra" del hospital, algo "irrenunciable" para el Ejecutivo de Ignacio Diego.

Sin embargo, ha informado que aún no se ha constituido la comisión entre los gobiernos central y autonómico para abordar las fórmulas de financiación, tal como acordaron Diego y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cuyo Ejecutivo es "absolutamente sensible" con Valdecilla, ha afirmado. Por ello ha asegurado que "está garantizado" el "compromiso" de buscar fórmulas de financiación "y en ello estamos trabajando".

Al respecto, la consejera ha indicado que, además de ella, Diego mantiene "contactos habituales" para tratar la financiación y está esperando que se "materialice" bien a través de los PGE, que se conocerán en unos días, y que para Sáenz de Buruaga no es la opción "más probable", o por la firma de un convenio, que le parece "la fórmula más probable" dada la "dificultad extrema" con la que se encuentra el Gobierno central.

OBRAS

Por lo que se refiere a las obras de la tercera fase de Valdecilla, la titular de Sanidad ha señalado que existen "diferencias de criterio técnico" por parte de la UTE adjudicataria debido a la "falta de previsión, coordinación y control del plan director".

Según ha informado, la UTE ha alegado un "desajuste" entre el proyecto contratado y el ejecutado que en su opinión exige un modificado, mientras que la Dirección del centro sostiene que no existe "indefinición" y por tanto, no es necesario el modificado.

Se trata pues de una cuestión técnica que "estamos resolviendo" y en la que se está trabajando "discretamente", ha dicho Sáenz de Buruaga, quien ha lamentado este "imprevisto" ahora que existe una dotación económica de 40 millones para afrontar las obras, casi paralizadas en 2011, cuando la partida era de cuatro millones de euros.