Buruaga dice que las medidas adoptadas por el Gobierno en el ámbito sanitario generarán un ahorro de 30 millones

Actualizado 03/09/2012 18:48:24 CET
GOBIERNO

Cifra en 3 millones el ahorro en recursos humanos y prevé que por primera vez en muchos años se logre la suficiencia del presupuesto en farmacia

SANTANDER, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta y consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, ha estimado que la suma de las medidas adoptadas por el Gobierno de Cantabria en el ámbito sanitario va a generar un ahorro de 30 millones de euros sobre el gasto real en el presente ejercicio, al que hay que sumar el impacto de la reforma del Ministerio de Sanidad, y su efecto a lo largo de 2013 "será vital para soportar los ajustes derivados de la reducción del objetivo de déficit del próximo año".

No obstante, ha reconocido que "no se trata solo de cumplir los objetivos de déficit sino de algo más trascendente aún, se trata de evitar el colapso del SNS y de dejar una herencia mejor de la que recibimos".

Sáenz de Buruaga ha hecho estas declaraciones durante la inauguración, en la UIMP, del V Encuentro interautonómico sobre protección jurídica del paciente como consumidor. Para la consejera, las medidas determinadas por el Gobierno de España y el de Cantabria se legitiman por estos resultados, a la vez que ha asegurado que "la amenaza real era dejar las cosas como estaban". "Había que actuar y hay que continuar haciéndolo si queremos mantener el sistema en pie e impedir verdaderos recortes", ha asegurado.

Sáenz de Buruaga ha declarado que la aplicación del ajuste en la gestión "no está siendo fácil ni placentero", pero ha explicado que la situación de la que partió el actual Gobierno regional "era crítica e insostenible en el tiempo". "Habíamos heredado una situación absolutamente fuera de control que era urgente reconducir".

Durante su intervención, se ha referido a las medidas de racionalización y eficiencia que partieron en el mes de febrero con la aprobación del Plan de Sostenibilidad de los Servicios Públicos que en el ámbito de los recursos humanos en el mes de julio ya había generado un ahorro de más de 3 millones de euros, "lo que hace presagiar que no vamos a defraudar las expectativas", cifradas en 9 millones de euros de ahorro anual.

"Estos más de 3 millones de euros nos colocan hoy mucho más cerca del objetivo de afrontar el pago del sueldo de nuestro personal sanitario" ha asegurado la consejera, quien ha reconocido que apenas queda margen de maniobra en este capítulo y ha destacado el extraordinario esfuerzo del personal sanitario.

Además, Sáenz de Buruaga ha explicado que la racionalización del gasto farmacéutico y la política de compras y contrataciones centralizadas "han permitido concentrar un ahorro de 3 millones de euros en los siete primeros meses del año y, dada la continuidad en la tendencia a la baja de las dispensaciones en el mes de agosto, nos permitirá cumplir el objetivo marcado y alcanzar, por primera vez en muchos años, la suficiencia de nuestro presupuesto en farmacia".

La consejera ha avanzado que durante este año, el Ejecutivo cántabro convocará y resolverá un total de 25 concursos centralizados que arrojarán unos ahorros superiores a los 2,5 millones de euros anuales, tal y como está previsto en el Plan de Reequilibrio.

Además, la estrategia de agregación de compras a nivel nacional ha reportado un ahorro a la comunidad autónoma de 165.000 euros en la compra de la vacuna de la gripe.

También se ha referido a la sostenibilidad en la gestión diaria del sistema de salud y así ha explicado que la finalización de la jornada de los centros de salud a las cinco de la tarde está suponiendo un aumento en la eficiencia y una notable racionalización del gasto de personal y funcionamiento, situado en 2 millones de euros, por encima de las previsiones iniciales.

"HEMOS PUESTO LOS CIMIENTOS"

Para la consejera, la reforma sanitaria abordada por el Gobierno de España hace efectiva la universalidad, salvaguarda la gratuidad de la asistencia sanitaria y garantiza la sostenibilidad del SNS. "Hemos puesto los cimientos para garantizar la sostenibilidad del sistema, lo que no significa que este duro camino haya llegado a su fin" ha afirmado la consejera.

"No podemos poner a cero el contador de la deuda para mañana seguir engordándola, no podemos garantizar derechos a nacionales o extranjeros sobre la base del endeudamiento sino del crecimiento", ha añadido.

Además, ha reconocido la importancia del compromiso y la implicación de los profesionales sanitarios en la aplicación de las medidas de racionalización y eficiencia.

"Pertenecemos a una organización formada por personas que dan servicio y cuidan a otras personas y para que cualquier estrategia de cambio funcione es necesario que sea asumida y compartida, especialmente, por los profesionales sanitarios". "Es necesario construir un gran consenso que nos comprometa a todos a trabajar en la misma dirección", ha afirmado para concluir.