Publicado 16/11/2021 14:41CET

El cáncer de pulmón, paradigma de la medicina de precisión

Archivo - Pulmones cáncer, enfisema, epoc
Archivo - Pulmones cáncer, enfisema, epoc - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / UTAH778 - Archivo

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

Coincidiendo con el Día Mundial frente al Cáncer de Pulmón, que se celebra este miércoles, la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) ha destacado que el mejor conocimiento de las bases moleculares de esta enfermedad y los avances terapéuticos y tecnológicos incorporados en su diagnóstico y tratamiento en la última década lo han convertido en "paradigma" de la medicina de precisión en Oncología.

El cáncer de pulmón es responsable del mayor número de muertes por cáncer en España y a nivel mundial. De hecho, se estima que en España serán diagnosticadas 29.549 personas y este tumor será responsable del fallecimiento de 22.930 pacientes en el año 2021.

Además, recuerdan que, en estas últimas décadas, se ha observado un claro incremento, tanto en incidencia como en mortalidad por cáncer de pulmón en mujeres, debido a la incorporación al hábito tabáquico más tardío en las décadas de los 70-80.

En su prevención, es fundamental instaurar medidas que luchen por el cese del hábito tabáquico. Aproximadamente, el 80 por ciento de los pacientes que desarrollan un cáncer de pulmón tiene una historia previa de tabaquismo.

En este sentido, han destacado los avances más importantes en este tumor. En primer lugar, ponen en valor que el diagnóstico del cáncer de pulmón es cada vez más preciso, mejorando su clasificación gracias a la incorporación de recientes técnicas endoscópicas y de imagen. "Pero, sobre todo, a nivel anatomopatológico y molecular, gracias a la incorporación de análisis de secuenciación masiva sobre el tumor y biopsia líquida, que han permitido optimizar la información pronóstica y predictiva sobre los diferentes subgrupos tumorales, además de promocionar el desarrollo de nuevas dianas terapéuticas eficaces", apostilla la SEOM.

En el tratamiento se está avanzado en sus diferentes estrategias: cirugía, considerando procedimientos endoscópicos; radioterapia, incluyendo técnicas de radiocirugía; quimioterapia, incorporando el tratamiento de mantenimiento. "Pero, sobre todo, hay que destacar el desarrollo en los últimos años de la inmunoterapia y terapias dirigidas contra dianas moleculares", afirman desde la SEOM.

La inmunoterapia, considerando los inhibidores de PD-1/PD-L1 (pembrolizumab, nivolumab, atezolizumab) con o sin la combinación de inhibidores CTLA-4 (ipilimumab), ha irrumpido en diferentes escenarios del cáncer de pulmón localizado y avanzado demostrando una mejora en la supervivencia de estos pacientes.

En este sentido, la inmunoterapia se ha situado en el tratamiento de primera línea en combinación con quimioterapia o en segunda línea de tratamiento en monoterapia en los pacientes con enfermedad metastásica.

Además, en la enfermedad localmente avanzada, ha demostrado ser capaz de prolongar la supervivencia de los pacientes tratados de forma concurrente con quimioterapia y radioterapia, como un tratamiento de consolidación. Y, en la enfermedad localizada, un estudio recientemente publicado ha demostrado ser capaz de retrasar la aparición de la enfermedad tumoral en aquellos pacientes operados y que han completado un tratamiento de quimioterapia adyuvante.

"Por otro lado, el avance en la identificación de dianas moleculares en el cáncer de pulmón ha conseguido que, en el momento actual, podamos hablar de medicina de precisión, con el desarrollo de multitud de fármacos dirigidos, que han cambiado la historia natural de la enfermedad de muchos pacientes. En el momento actual, es imprescindible el estudio molecular de estos tumores para su correcta caracterización y tratamiento", aseguran desde la SEOM.

AVANCE DESDE EL LANZAMIENTO DE LOS PRIMEROS FÁRMACOS

Desde la aprobación de los primeros fármacos frente a las mutaciones en EGFR, como erlotinib y gefitinib, se ha seguido avanzando en el tratamiento dirigido de estos tumores, con nuevos fármacos cada vez más activos, como afatinib y más recientemente osimertinib, dacomitinib o mobocertinib y amivantamab para pacientes con una mutación específica de EGFR.

Por otro lado, en pacientes cuyo tumor tiene reordenamientos de ALK, se han desarrollado muchos fármacos, como crizotinib, y posteriormente alectinib, brigatinib, ceritinib, ensartinib o lorlatinib, estos últimos más activos frente a las metástasis cerebrales.

En pacientes cuyos tumores tienen reordenamientos de ROS1, se ha aprobado crizotinib y entrectinib para su tratamiento y, en aquellos con fusión del gen RET, se han aprobado selpercatinib y pralsetinib para su tratamiento, y entrectinib y larotrectinib para aquellos con fusión NTRK.

Además, se sigue avanzando en tratamientos dirigidos frente a otras dianas terapéuticas, como en los tumores con alteraciones de MET, mutación de HER2, entre otras. Por tanto, es indudable que los avances en cáncer de pulmón han sido mayúsculos en estos últimos años, situando a este subtipo tumoral en la vanguardia de la medicina de precisión.

Por último, aún queda pendiente en el cáncer de pulmón optimizar el diagnóstico precoz, ya que, a día de hoy la mayoría de los tumores se diagnostican en estadios avanzados. "Sin embargo, aunque todavía no está implementado, ya disponemos de datos esperanzadores con el cribado del cáncer de pulmón en población de alto riesgo con TC de bajas dosis, logrando una reducción en la mortalidad", concluyen desde la sociedad científica.

Contador

Para leer más