Actualizado 04/02/2021 17:12 CET

Cáncer de próstata, cuándo y cómo debe realizarse una biopsia

Cáncer de próstata
Cáncer de próstata - JAMESBENET/GETTY - Archivo

Podcast Dia mundial contra el Cáncer: Pacientes que sufren una doble pandemia

   MADRID, 4 Feb. (EDIZIONES) -

   La biopsia de próstata es un procedimiento en el que se obtienen varias muestras directamente de la próstata para averiguar si el paciente tiene un cáncer de próstata. Está indicada en aquellos casos en los que el PSA o antígeno específico de la próstata está a niveles superiores de lo normal, o bien cuando en una revisión urológica el tacto rectal es sospechoso de cáncer.

   "Se llama biopsia de próstata 'transrectal' porque se realiza a través del recto, que es la última parte del intestino. Para obtener las muestras se utiliza un ecógrafo, que dispone de un canal o conducto por donde se introduce una aguja que obtiene de manera automática varias muestras de 15-20 mm. La visualización de la próstata durante todo el procedimiento gracias al ecógrafo nos permite ser muy selectivos en el momento de obtener la muestra", defiende en una entrevista con Infosalus el doctor Miguel Rodrigo, Jefe de servicio de Urología del Hospital General Universitario de Castellón.

   El también coordinador nacional del Grupo de Urología Oncológica de la Asociación Española de Urología (AEU) apunta que también existe otro tipo de biopsia de próstata que no se realiza a través del recto, sino que las muestras se obtienen a través de la piel de la zona del periné (entre el ano y el escroto): "Esta vía de acceso necesita una anestesia general, un ingreso hospitalario para su realización, y un equipamiento más especial y costoso, por lo que se utiliza bastante menos".

   Así, y sobre la preparación de la biopsia, el doctor Rodrigo subraya que suele ser recomendable poner un pequeño enema para facilitar la visualización de la próstata durante la ecografía, así como dar un antibiótico previo a la biopsia para evitar la infección de la próstata.

    No es necesaria la anestesia general para realizar una biopsia prostática, y se emplea a anestesia local, lo que permite la realización de la biopsia sin apenas molestias y finalizada ésta, el paciente puede regresar a su domicilio.

   El urólogo indica que principalmente existen dos motivos por los que debemos de realizar una biopsia prostática:

   .-El primero de ellos es el hallazgo en un análisis de sangre rutinario de unos niveles elevados de PSA (antígeno específico prostático). El PSA es una sustancia producida en la próstata que viaja por la sangre y se eleva principalmente cuando existe un cáncer de próstata, pero también cuando la próstata está inflamada o infectada, lo que se conoce como prostatitis.

   .- El segundo de los motivos por el que vamos a realizar una biopsia es cuando encontramos una zona anormalmente dura en la superficie de la próstata al realizar una exploración o tacto rectal.

   "Debemos recordar que la mejor certeza o información para diagnosticar un cáncer de próstata nos la ofrece el PSA y el tacto rectal juntos. Es por ello que, no sólo basta con tener un PSA normal, sino que siempre hemos de realizar también una exploración rectal. El motivo es que hay cánceres de próstata que no producen PSA y generalmente son los de peor pronóstico, y sólo un tacto rectal es capaz de detectarlos", afirma el miembro de la Asociación Española de Urología.

COMPLICACIONES TRAS UNA BIOPSIA DE PRÓSTATA

   En este sentido, el doctor Rodrigo afirma que las complicaciones son poco frecuentes y, de producirse alguna, la más habitual es la expulsión de sangre con la orina o con las heces. "No es necesario ningún tratamiento para ello pues ambas situaciones se resuelven espontáneamente en unas horas. Otra complicación más infrecuente es la infección de la próstata, algo que provocaría fiebre y la necesidad de iniciar un tratamiento antibiótico adecuado. Para evitar esta complicación se administra de manera preventiva una dosis de antibiótico antes de la biopsia", señala el experto.

   En cuanto a si hay alguna prueba o técnica radiológica que pueda evitar la biopsia de próstata, el miembro de la Asociación Española de Urología reconoce que, actualmente, ni el TAC, ni la resonancia, ni la ecografía, pueden identificar con seguridad la existencia de un cáncer de próstata.

   "La biopsia siempre es necesaria para confirmar el diagnóstico de cáncer y además nos da mucha información de la agresividad de ese cáncer, puesto que no todos los cánceres de próstata son igual de malos. Lo que sí que sabemos ya es que la resonancia de próstata debe realizarse siempre antes de cualquier biopsia de próstata, puesto que es capaz de detectar los cánceres más agresivos, que son los más peligrosos y van a necesitar de un tratamiento inmediato", agrega.

4 COSAS QUE NO DEBES OLVIDAR

   En última instancia, el doctor Rodrigo, recuerda a su juicio 4 cosas importantes relacionadas con el cáncer de próstata:

   .- Primero: el cáncer de próstata no produce molestias al orinar, a diferencia de la hiperplasia benigna de próstata;

.-Segundo: los hombres con antecedentes familiares de cáncer de próstata y los hombres de raza negra tienen mayor probabilidad de tener un cáncer de próstata, por lo que deben de realizar la primera visita al urólogo a los 45 años

   .Tercero: antecedentes de cáncer de ovario y de mama en la familia puede ser una señal de tener una predisposición genética a desarrollar un cáncer de próstata

   .- Cuarto: un análisis de sangre y un tacto rectal a partir de los 50 años son suficientes para poder descartar un cáncer de próstata en más del 90% de los casos.

Para leer más